Los doce Misterios Clase 8 “Cristo en nosotros”

Los misterios son eternos  

“Según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos” Este misterio, que había estado oculto, ahora es revelado. Ya no es un secreto. Lo que estaba escondido, ahora es dado a conocer. “Es el secreto “silenciado” durante las largas edades del pasado, pero que ahora es dado a conocer”. La frase “desde el principio del mundo” es literalmente traducido “desde los tiempos de las edades o “desde tiempos eternos . Es el misterio que ha estado escondido desde edades y desde generaciones (Col.1:26).

Estos pasajes que definen claramente lo que es un misterio en el Nuevo Pacto. Son los siguientes:

“Leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu” (Efesios 3:4-5).

“Y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas” (Efesios 3:9).

 “El misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos” (Colosenses 1:26).

 “Según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el  mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe” (Romanos 16:26).

Un misterio en es algo que estaba oculto, que se guardaba en secreto y no se había dado a conocer a los hombres en generaciones , pero que se manifestó y fue revelado en este tiempo   por los apóstoles.

El Secreto ha sido Descubierto

“el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Colosenses 1:26-27).

El misterio que estaba oculto y es revelado que nosotros los gentiles somos ahora coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio aclarando a todos cuál es la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas (Efesios 3:6,9).

Hablamos sobre el misterio oculto, misterio este proclamado en el mensaje del evangelio, que es una revelación de Dios a los santos apóstoles y profetas. Por tanto, anterior a este tiempo estaba oculto, escondido desde los siglos. El misterio estaba ordenado a la totalidad cósmica del tiempo y de todos sus ámbitos. Antes de la creación había surgido de la mente divina y resultó en una determinación soberana, que se mantuvo en el conocimiento de Dios, hasta que vino el cumplimiento del tiempo, donde Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su hijo (Gál. 4:4). La disposición divina estuvo oculta en Dios mismo hasta que a Él quiso revelarla a su siervo y a los otros apóstoles y profetas. Este Dios es también el Creador del Universo. Podemos concluir entonces, que el misterio conforme a todo el contexto anterior, desde el comienzo de la Carta en Romanos, Efesios y ahora Colosenses, ofrece la perspectiva de la soberanía absoluta de Dios, cuyo pensamiento eterno supera en todo a cuanto pueda ser imaginado. El misterio que estaba oculto desde los siglos, lo estaba para los hombres de todos los tiempos, estaba oculto a las criaturas y a los mundos de los tiempos, pero no para quien es el Dios del tiempo y al creador de esos mundos.

 v27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

El misterio

  1. Tiene que ver con los Gentiles (“este misterio entre los gentiles”)

Los propósitos de Dios parecían más involucrar a Israel; los propósitos de Dios para los gentiles era un ‘misterio’ (aunque no debemos pasar por alto el hecho que en las escritura ya se menciona frecuentemente habla de la preocupación de Dios por los gentiles; ver Gen 12:1-3; Is 49:6; etc). La universalidad del amor de Dios es enfatizada constantemente. Aunque algunos judíos creyentes reaccionaron mal frente a esto, y querían hacer que los gentiles convertidos se volvieran judíos, Pablo se alegraba del gran alcance del amor de Dios, y se gloriaba en su ministerio a los gentiles.

  1. Tiene que Ver con Cristo (“Cristo en vosotros”)

El “misterio” no es una doctrina, sino una persona: el Mesias. Específicamente, tiene que ver con la morada del Mesias en el creyente. Las Escrituras hablan mucho acerca del Mesías; pero esta idea que el Mesías tomaría Su morada en el creyente, era novedosa, “estaba presente…en el plan de Dios, como también en la profecía”. En Juan 6 leemos como el Señor escandalizó a los judíos, al hablar de la necesidad de comer Su carne y beber Su sangre (Juan 6:51-56). El Señor usó esta metáfora porque quería comunicar la idea revolucionaria que la vida eterna consistía en tener una comunión tan íntima con Él, que consistiría en nada menos que Él morando en el creyente. Una cosa sería enseñar que el Mesías vendría a tomar Su morada en los judíos; otra cosa era afirmar lo mismo de los gentiles. Pero este era el ‘misterio’, y Pablo se gloriaba en ello.

  1. Tiene que Ver con el Destino Eterno (“la esperanza de gloria”)

La fe ofrece muchas ventajas en esta vida , comunión con Dios, la protección contra nuestros enemigos, la provisión de nuestras necesidades, etc. Sin embargo, la gran esperanza del creyente tiene que ver con la eternidad. El creyente goza una comunión íntima con Dios ahora, y esa es la esperanza del futuro eterno. Estaremos para siempre con el Señor.En Rom 8:11, Pablo escribe:

“Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por Su Espíritu que mora en nosotros”.

Hemos estado considerando la asombrosa verdad de que los que creemos en Jesús estamos en Cristo. “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” (Efesios 1:3). Todo lo que Dios tiene para nosotros es nuestro “en Cristo”. Ahora podemos disfrutar los beneficios de quien es Cristo y todo lo que ha logrado para nosotros, porque estamos en Él. Nuestro versículo actual añade otra dimensión extraordinaria. No solo estamos “en Cristo” sino que Cristo está también en nosotros: “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”.

El mensaje que Él quiere compartir es glorioso en riqueza espiritual: “las riquezas de la gloria de este misterio”. Sin embargo, ciertamente es un misterio, en el sentido que el Nuevo Testamento da a ese término. Un misterio bíblico es algo que solo puede ser conocido por la obra reveladora de Dios. Aquí, el gran misterio que Dios quiere revelarnos es “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”

Conforme estamos confiando en Él, Él está viviendo en nuestro corazón y obrando a través de él. Luego, desde este punto estratégico de intimidad y acceso, Él nos da esperanza celestial. Esa expectativa confiada incluye el hecho regocijante de que Él viene otra vez: “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13).

Siendo el justo, es nuestro defensor y abogado para con el Padre si alguno hubiese pecado. Él es la propiciación por nuestros pecados (1San Juan 2:1-2).

Con Cristo en nosotros

Tenemos la mente de Cristo (1Cor. 2:16), podemos renovar nuestra mente a la Palabra de Dios y vivir una vida abundante y victoriosa a pesar de las dificultades y obstáculos que encontremos en el camino de nuestro diario vivir. Y así podemos guardar su palabra y sus mandamientos y andar como él anduvo.

El nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición, para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.(Gal. 3:13,14). Cristo en nosotros, nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención . Estamos completos en él, nada nos hace falta, nada nos faltará.

Tenemos un gran sumo sacerdote que se compadece de nuestras debilidades y nos invita acercarnos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro (Hebreos 4:14-16). Cristo en Nosotros se ha manifestado la Justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús (Rom. 3:21-25).

Somos linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciemos las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Una gran señal

El profeta Isaías profetizó en Isaías 7:14 :

“Por tanto, el Señor mismo osdará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo y llamará su nombre Emanuel” Y el significado de Emanuel? DIOS CON NOSOTROS!

Habría una señal de acuerdo a Isaías: Que quiere decir? Que habría un evento o varios sobrenaturales para que los creyentes pudieran reconocer que se trataba del Mesías. Recordemos que la profecía de acuerdo a las palabras de Pablo son señales para los creyentes, no para los impíos. (1 Cor: 14:22). Cuales fueron entonces estas señales? La señal mas importante seria que una mujer Judía virgen, de la casa de David concebiría y daría a luz un niño. La palabra Hebrea usada para señal es OT que significa un evento extraordinario, de lo Alto. La otra señal para identificar al niño seria encontrarlo envuelto enpañales y acostado en un pesebre.(Lucas 2:12).

El nombre dado al niño es Emanuel que significa Dios con nosotros.Recordemos que en hebreo los nombres tienen un significado especial que caracteriza lo que harán en su vida o características especiales que lo identificaran. El nombre del niño profetizado, Dios con nosotros, nos recuerda inmediatamente el anhelo de YHVH de morar entre su pueblo. Recuerde: Dios quería hacer un tabernáculo para habitar entre nosotros. Juan 1: 14 dice:

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como delunigénito del Padre),  lleno de gracia y de verdad.”

Anuncios


Categorías:estudios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: