Profetas y profecia (parte tercera)

El Arca de la Alianza: el objeto más sagrado y poderoso del antiguo Israel. Construido con madera rectangular espolvoreada con acacia de oro. En cada extremo se alzaban dos querubines. Las alas de aquellos seres  se tocaban para formar el Trono de Dios.

En el interior del Arca se guardaban las dos tablas de piedra con los diez mandamientos mosaicos (escritos por el dedo de dios), el maná en un jarrón de oro, la vara florecida de Aarón y un libro de la Torah.  El Arca de la Alianza simbolizaba la presencia de Dios. Poseía también el carácter de talismán en la batalla, como en la conquista de Jericó. Era muy potente y debía ser envuelta en velos antes que la levantaran. Sólo el sumo sacerdote podía acercarse al Arca misteriosa y resplandeciente, y únicamente una vez al año, en el día de la expiación. Era tan sagrada el Arca que el sólo tocarla ocasionaba la muerte inmediata. Luego de que los hebreos se establecieron en Canán, el arca permaneció en el tabernáculo en Silio. Luego estuvo en el Templo de Salomón.

SU MODELO Y ESTRUCTURA 

Según el libro de Éxodo, Moisés mandó construir el Arca por orden expresa de Dios, quien le dio el diseño por revelación divina. Lamentablemente, hasta el momento, no tenemos ningún grabado ni bajorrelieve de tiempos antiguos que nos la muestre gráficamente. De todos modos, la descripción bíblica es lo bastante elocuente como para tener un conocimiento claro de la conformación de éste artefacto sagrado. Esta fuente, nos habla del Arca como un cofre de madera de acacia de forma rectangular Estaba revestido con láminas de oro puro por dentro y por fuera, con dos aros a ambos lados. Estos servían para su transportación, por medio de preciosos varales labrados, para que ningún hombre pudiera siguiera tocarla.  El propiciatorio o plancha superior, funcionaba como tapa para sellar la caja, siendo su pieza principal. Realizada totalmente de oro puro y macizo. Este metal precioso fue usado como símbolo de incorruptibilidad. Tenía además, un artístico borde del mismo material en forma de guirnalda. Sobre la cubierta, Dios mandó que se labraran a martillo la figura de dos querubines  Estos estaban arrodillados con los rostros vueltos hacia la tierra (Heb. Kara, que significa “arrodillarse, inclinarse”) . Sus alas estaban extendidas, una en dirección a la otra. Tal vez su nombre se derive de la misma raíz de inclinarse penitentemente ante la mismísima presencia de Dios,”aquel que nadie puede siquiera verlo y sin embargo seguir viviendo” (Éxodo 33:20).

 EL ENIGMA DE LOS QUERUBINES DE ORO

Con relación a estas misteriosas figuras, algunos vivistas relacionan el término Querubín con la palabra Hebrea “Kerub” significa cercano próximo ; Ángel Guardián o protector. Los vemos como guardas en el Edén  o como flanqueando el  Trono del Dios.

Es cierto que los asirios hacían representaciones de criaturas aladas, especialmente de toros o leones. Las encontramos entre los egipcios y también entre los hititas. El trono del rey de Hirán en Biblos estaba soportado por dos criaturas de rostro humano, cuerpo de león y grandes alas (9). Pero en realidad, nada se sabe del formato de los Querubines tallados en el propiciatorio. El historiador Josefo nos dice:     “…y tenía dos figuras que los hebreos llamaban Querubines; y que son criaturas aladas, pero en su forma nada parecida a ninguno de los seres contemplados por los hombres, y que Moisés asegura haber visto en el trono de Dios” .

 EL ARCA COMO CENTRO DE LAS TEOFANÍAS DE YAHVE

arca 2Desde los más antiguos documentos del Pentateuco, hasta la extensa literatura judaica de los primeros siglos; siempre se le atribuyó carácter sagrado conmemorativo a las sitios donde Dios se manifestó. Esto se conoce como teofanía. Dichas fuentes nos hablan que, cerca de las colinas de Judá, en un lugar llamado Betel, el patriarca Jacob soñó con una escalera que llegaba a los cielos. Multitudes de ángeles transitaban por ella. Por la mañana, Jacob levantó un altar de piedra como monumento de que allí se le apareció Dios. 

Según el Midras, “el patriarca pintó la piedra con  polvo y Dios la hundió tan profundamente en la tierra que llego a ser el ombligo del mundo. El mismo relato cuenta que ésta fue el fundamento del posterior templo de Salomón”.  En Sinaí, luego que Dios le entregara el Decálogo a Moisés, se efectuó. Este fue el paso previo a la construcción del Tabernáculo y que los objetos sagrados, entre ellos el Arca. Una vez que la ley fue puesta por escrito y leída, el pueblo replicó al unísono: “Todo lo que Jehová ha hablado estamos dispuestos á hacerlo” (Ex 24:3—8)

 A partir de allí entra en vigor la Alianza. Ahora su sociedad se manifestaba en ella, esta se mantendría mientras fueran cumplidas todas las estipulaciones divinas. En otras palabras, Israel aceptó el dominio de su Dios- Rey (15).

Dios no estaba en el Arca, su Shekinah se trasladó desde la cumbre del Sinai hasta posarse en forma de nube sobre ella. A este fenómeno numinoso se lo conoció como el “SHEKINAH”. Luz celestial que brillaba sobre las imágenes querúbicas penitentes, como si el mismo dios estuviera montado sobre ellos; siendo el escabel de su trono. De día como columna serpenteante de humo y de noche como estela llameante.

El Desierto Como Origen

El Arca fue construida por los hebreos al pié del Monte Sinaí, sus planos era la descripción más detallada que se diera en el antiguo testamento, ya que, según Moisés, venían directamente de Dios. La Presencia de Dios tenía poderes: detener el curso de los ríos y aplastar montañas, infringir y destruir ejércitos enteros. Durante la campaña de Josué para tomar la ciudad de Jericó, el Antiguo Testamento narra la historia del Arca y del ejército: por seis días consecutivos un grupo elegido de sacerdotes marcho en torno a la ciudad con el Arca en hombros, al séptimo día terminaron siete veces alrededor del Arca y entonces al dejar oír sus trompetas los muros de Jericó cayeron.

El Arca desapareció y durante más de 2000 años de búsqueda y exploración se han tejido decenas de leyendas y teorías en torno al Arca Perdida. Muchos creen que el Arca desapareció en un momento de crisis, o bien fue ocultada.

Monte nebo.

Los libros apócrifos dan información, y hace dos profecías para los últimos Tiempos. El Profetas Jeremías escondió el Arca de la Alianza, el Tabernáculo y el al Altar de los Perfumes en una Gran Cueva en el Monte Nebo, “donde había subido Moisés para ver desde allí la heredad de Dios”,y tapó con muralla la entrada a la Cueva (2Mac.2:1-5).

“Este lugar quedará desconocido hasta que Dios vuelva a congregar a su pueblo y tenga de él misericordia” (2Mac.2:6-7) y hasta ahora ha sido verdad ni siquiera nadie está buscando el Arca de la Alianza en la cueva del Monte Nebo cuando Dios vuelva a congregar a su pueblo entonces dará a conocer el paradero de estas cosas, aparecerá su gloria, y asimismo la nube, como se manifestó al tiempo de Moisés.

 La Shekinah

shekinah

Shejinah viene de la palabra hebrea Sakan que significa habitar, morar, residir era la manifestación visible de la Gloria de Dios.

 Shejiná es la presencia del Eterno que se manifiesta como una irradiación luminosa singular y distintiva que afecta de modo particular el espíritu del que la percibe.

 Y la apariencia de la gloria del Eterno en la cumbre del monte era como un fuego consumidor ante los ojos de los Hijos de Israel.”                                 ( Éxodo 24:17)

“Moisés [Moisés] no podía entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria del Eterno había llenado la morada.”          (Éxodo 40:35) 

Entonces una nube cubrió el Tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el Tabernáculo. 35Moisés no podía entrar en el Tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba” (Números19:34)                                                                                                                               

Es claro que la Shekináh NO es una corporización de Dios, ni materia desprendida de Él; sino la señal perceptible de que Él es, y de que Él está actuando. Un ejemplo burdo sería un faro de navegación en la noche. Nosotros vemos la luz en la espesura de la noche, y por experiencia y conocimiento sabemos que esa luz proviene de un faro, y entendemos que el mismo está en algún punto de tierra firme, y por las señales emitidas entendemos tal o cual mensaje. Pero, no podemos asumir que la luz que distinguimos sea la tierra, o el mismo faro, o la electricidad que la genera. Así pues, en el ejemplo Dios es como el faro, y la Shejiná la luz que demuestra Su Presencia, que no es en sí misma Dios.

Ese es el objetivo de la divina Presencia, servir como evidencia de Su Ser.

Pero, además:

“.desde encima del propiciatorio, de en medio de los querubines que están sobre el arca del testimonio, hablaré contigo de todo lo que te mande para los Hijos de Israel.”   (Éxodo 25:22 )

 Moisés dialogaba directamente con Dios a través de Su Presencia permanente entre los querubines de la tapa sobre el arca de la alianza. Pero, ATENCIÓN: no es que Dios se sentara realmente en el pequeño trono formado por el arca y los querubines, pues Dios no es cuerpo para tomar asiento, ni un recinto puede servir de contenedor para Su ser. Sino que Él manifestaba Su Voluntad desde el medio de los querubines; y dejaba ver Su Presencia allí, mas, Su poder se extiende por todo el universo y más allá:

¡El Eterno reina, tiemblan los pueblos! Él tiene Su trono entre los querubines; la tierra se estremece.”       ( Salmos 99:1)

Pero, Su esencia es inescrutable:

“No podrás ver Mi rostro, porque ningún hombre Me verá y quedará vivo.”    ( Éxodo 33:20)                                                        

Retornando a la Shekináh, el Talmud enseña:

Donde Israel vaya, allí irá la Shekináh” (Meguilá 29a), a partir de las palabras de Dios al patriarca:

“Yo descenderé contigo a Egipto y ciertamente Yo también te haré subir de allí.”       ( Génesis 46:4.)

Así pues, otra metáfora para la Shekiná es: como la Madre de Israel, que sufre las penas de Sus hijos, llora sus llantos, y los sostiene para que no desesperen en la angustia.

El pueblo judío aún permanece en el exilio, Israel no vive en paz, en su tierra, con el Templo reconstruido. Por tanto, la Shekiná se mantiene en exilio, es decir, invisible, inaprensible, a la espera de la Era Mesiánica. Cuando el Templo esté en su esplendor, tal como en el pasado, la Shejiná iluminará desde el Santo de los Santos el camino al diálogo directo con Dios.

((((((VOLVER SEGUNDA PARTE

Anuncios


Categorías:estudios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: