Yom Kippur y los cincuenta tonos grises

Yom Kipur o dia de la expiación debería ser un día en el cual nos construimos, no un día en el cual nos tiramos hacia abajo con culpa y vergüenza. Debería ser un día de tratar de vencer nuestras malas actitudes, no uno en el cual nos sentimos condenados por todos los errores cometidos. Debemos buscar el acenso y  y salir de los lugares profundamente grises para poner nuestras vidas de acuerdo a lo que debemos ser.

Realmente la traducción de la polémica película los cincuenta sombras de Grey en español no tiene un sentido bien definido, la traducción seria “Los cincuentas tonos grises” es decir el proceso de los personajes es rozar un terreno gris hasta llegar a lo mas oscuro y a un grado de perversión sexual máxima.

La pornografía, como modelo de perversión sexual,  tiene un efecto perjudicial en las actitudes públicas sobre las relaciones sexuales. Las desvaloriza sacándolas del contexto matrimonial y despojándolas de toda conexión emocional. Fomenta una perspectiva de las relaciones sexuales que es informal, impersonal y a veces violenta.

La pornografía también es perjudicial para los matrimonios, ya que, contrariamente a lo que algunos quisieran hacernos creer, el material sexualmente explícito no mejora las relaciones sexuales entre los esposos. La pornografía crea exigencias no realistas sobre la frecuencia de las relaciones sexuales, los actos sexuales específicos, y la naturaleza de la respuesta sexual de una mujer, para mencionar sólo algunas. Sicológicamente la pornografía pueden llevar a actitudes y comportamientos antisociales. Los espectadores varones tienden a ser más agresivos hacia las mujeres, menos sensibles al dolor y al sufrimiento de las víctimas de violaciones, y mucho más dispuestos a aceptar varios mitos acerca de la violación. En definitiva zonas “grises” que sumergen a las personas en un mundo de fantasías insatisfechas, que conducen a un mundo de oscuridad y perversión. La disponibilidad de pornografía descomprime impulsos sexuales peligrosos.

El problema de la película 50 sombras de grey es que hay que elegir.

Los problemas surgen cuando el hombre adopta las formas del mal que ya hemos mencionado, identificándose con ellas en lugar de rechazarlas. Este camino es un rechazo a Dios y a la imagen de Dios en nosotros, Como lo ilustra otro detalle del servicio de” Yom Kipur” dia de la expiación: el objeto del sorteo para determinar cuál de los dos machos cabríos idénticos se sacrificó en el Santuario y que serán para Azazel es decir para redimir los pecados del pueblo.

Después tomará los dos machos cabríos y hará que estén delante de YHVH, a la entrada de la Tienda de Reunión.  Y Aarón echará suertes sobre los dos machos cabríos: una suerte por YHVH y la otra suerte por Azazel.° Luego Aarón acercará el macho cabrío sobre el cual haya caído la suerte por YHVH y lo ofrecerá en ofrenda por el pecado. Pero el macho cabrío sobre el cual haya caído la suerte por Azazel, será presentado vivo ante YHVH para hacer expiación sobre él, a fin de enviarlo al desierto como Azazel. (Lev 16:8 y 10)

Hay que eligir entre el chivo para el Santuario o el chivo que esta fuera, entre Jacob o Esau (Amalec) , entre Jesús el Mesías(Cristo) o Barrabas, Entre lo que ofrece esa película cargada de de fantasías y perversiones o tener una vida sexual plena y de amor profundo con tu pareja, tal como lo estableció Dios. Las Escrituras dicen:

Mirad: Hoy pongo ante vosotros la bendición y la maldición: La bendición (ascenso), si escucháis los mandamientos de YHVH vuestro Dios que yo os ordeno hoy.
Y la maldición (descenso), si no escucháis los mandamientos de YHVH vuestro Dios, y os apartáis del camino que yo os ordeno hoy para andar en pos de dioses ajenos que no habéis conocido. (Deuterenomio 11:26 al 28).

El descenso

En hebreo se llama “tumá” al grado 49 de descenso e  impureza espiritual, cuando empezamos a tocar arias grises,  si no hay una reacción llegamos al punto 50 donde oscuridad es total,en el que no hay marcha atrás ni opciones de arrepentimiento. Amalec  llego a este punto de no retorno, en donde no hay opción de arrepentimiento. Según la tradición Dios ordeno a Saúl acabar con todos los animales, pero no obedeció  y según la tradición estos animales eran usados para practicar idolatría y zoofilia, entre otras perversiones sexuales, además de brujería, por eso la orden era tajante en cuanto la eliminación de esos animales y  de los amalecitas. El profeta Samuel establece una clara relación con todo esto pues sabia en que terreno se estaba moviendo:

Y respondió Samuel: ¿Se complace YHVH en holocaustos y sacrificios, como en la obediencia a la voz de YHVH? He aquí, el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención es mejor que la grosura de los carneros.Porque como pecado de adivinación es la rebeldía, y como la idolatría y el culto de imágenes la obstinación. Puesto que has rechazado la palabra de YHVH, Él también te ha rechazado como rey. (1Samuel  15:22 al 23)

 El ascenso

En cambio los 49 días del Omer que son contados después de pascua que daría opción al  ascenso espiritual hasta recibir la torah el dia 50 en el Sinaí por Moisés directamente de Dios después de Pascua. Es un salto o elevación, por eso la palabra Pascua en hebreo “Pesaj” significa salto. Esta progresión es ascendente pero hay que recordar que se comienza el proceso en el nivel 49 de impureza espiritual y oscuridad total. Cuando ascendemos, cada día quitamos una capa de mugre, para revelar el alma pura y original que cada uno de nosotros posee.

Es un viaje que revivimos en nuestras propias vidas. Cada año, cuando ocurre Shavuot, o Pentecostés después de Pascua, ascendemos hacia las energías que estaban presentes en la ocasión original se manifiestan una vez más. Así, se nos da la oportunidad de ascender. Y durante estas siete semanas trabajamos hacia la meta de estar preparados para recibir esa revelación de la verdad más profunda .

Nunca es tarde

“Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido” (George Eliot).

No nos dediquemos a pensar en el tiempo perdido o en las oportunidades desaprovechadas. Eso fue ayer. Hoy tenemos otra oportunidad para convertirnos en quienes queremos ser. Podemos convertir nuestro remordimiento en lecciones y nuestros fracasos en peldaños para seguir creciendo.

Anuncios


Categorías:Articulos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: