Los doce Misterios Clase 2 “Israel”

En primer lugar leemos en Romanos 11:25. Dice así:

  “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles”.

Este misterio debe ser el más difícil de comprender. En los capítulos 9 al 11 de Romanos apreciamos cómo Pablo también disputó consigo mismo, y con Dios, acerca de esta cuestión. En el Nuevo Testamento, estos capítulos están ligados a un testimonio central que limita temporalmente el endurecimiento de Israel, por otra parte también están ligados a la era de la Iglesia de Cristo, así como al inicio del reino divino. Por eso, también debe ser incluido dentro de los misterios del reino de Dios.

El endurecimiento y la caída de Israel fueron necesarios para que la salvación pudiera llegar a los gentiles, pues Pablo dice en Romanos 11:11: 

“… por su transgresión vino la salvación a los gentiles”.

Los  “efrainitas” que desconocen raices Hebreas precisamente porque uno de los castigos mas duros impuestos por Dios al pueblo rebelde y apostata del “Reino de Israel” norteño fue que se olvidaran de “sus fiestas sus lunas nuevas y sus días de reposo, y todas sus festividades” (Oseas 2:11), es decir de toda su conciencia nacional codificada en estas celebraciones solemnes, y adoptaran en cambio las “fiestas” de las naciones.

El misterio entonces de porqué los “gentiles” se convirtieron al Mesías de Israel esta en Mateo 15:24:

El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel”

Esta declaración  es la piedra angular para entender la “evangelización” que vino después. Esta estuvo dirigida a un colectivo muy especial: la “casa de Israel”, que es precisamente una parte de la nación de Israel separada en dos reinos en el año 930 A.C., luego de la muerte de Salomón, que conformo el Reino del Norte o de “Israel” con capital en Samaria, separándose asi del Reino del Sur o de “Juda con capital en Jerusalem”.Y esta parte “norteña” de la nación original de Israel había sido esparcida – “zarandeada” (Amos 9:9, Oseas 7:8) – entre las naciones y no estaba en torno del Mesías en los días de su ministerio terrenal.

Pablo sostiene que un “resto” elegido fue fiel a Dios (11, 5), mientras otros se mantuvieron firmes en su rechazo del plan divino (11, 7) y fueron desgajados del olivo santo (11, 17). Pero esto no significa que los judíos “desgajados” sean definitivamente rechazados por Dios y queden fuera de su designio; porque “poderoso es Dios para injertarlos de nuevo” (11, 23). La situación que Pablo llama “endurecimiento”es parcial (11, 25), de modo que no implica una condenación, sino sólo unaalgo temporal: “hasta que entre la totalidad de los gentiles” (11,25). Entonces, las ramas quitadas “serán reinjertadas en su propio olivo” (11, 24) y “todo Israel será salvo” (11, 26) junto con “la totalidad de los gentiles” (11, 25).

Las dos casas de Israel

 ¿Quiénes son las dos casas de Israel?, Históricamente, eran el Reino del Norte y Efraim (casa de Israel) y el Reino del Sur (casa de Judá). Hoy en día, las casas del Dios de Israel son conocidas por los nombres más comunes del Cristianismo (casa de Israel) y el Judaísmo (casa de Judá). Tanto el Cristianismo (casa de Israel) como el Judaísmo (casa de Judá) adoran al Dios de Israel. Sin embargo, históricamente han estado en desacuerdo en el método sobre cómo expresar la verdadera adoración bíblica del Dios de Israel. Estos desacuerdos han dividido a los hijos del Dios de Israel en dos casas de adoración al Dios de Israel. ¿Por qué están divididas las dos casas de Israel (Cristianismo y Judaísmo)?.

Hay dos desacuerdos PRINCIPALES entre las dos casas de Israel (Cristianismo y Judaísmo). Estos dos desacuerdos principales son la función de la Torá en la verdadera adoración bíblica del Dios de Israel, y sobre quién es el Mesías judío. A pesar de estos dos desacuerdos, ambas casas de Israel han sido usadas por el Di-s de Israel para proteger las siguientes dos verdades muy importantes dentro del Reino del Dios de Israel. El Judaísmo (casa de Judá) ha conservado la verdad de que la Torá es eterna y que es el Árbol de la Vida dado por el Dios de Israel. El Cristianismo (casa de Israel) ha conservado la verdad de que  Jesús es el Mesías judío.

Entonces tenemos las ovejas perdidas de la casa de Israel:

Efraim (Iglesia) y el Reino del Norte.

Casa de Juda:

Juda y benjamin

Los Gentiles permanecen fuera en un principio.

En Mateo 10:5:

A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo:Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis”

El evangelio no fue a los gentiles primariamente solo el apóstol Pablo fue enviado a los gentiles,los gentiles que crene en el Dios de Israel por medio del Mesias pasan a ser parte de la casa de Israel en Efesios 2:11 al 12 dice:

“Por tanto, acordaos de que anteriormente vosotros, los gentiles en la carne (los llamados incircuncisión por la llamada circuncisión, hecha por manos en la carne),en aquel tiempo estabais sin el Mesías, apartados de la ciudadanía de Israel, y extraños a los pactos de la promesa, no teniendo esperanza, y sin Dios en el mundo.Pero ahora en Jesús el Mesías, vosotros, que en un tiempo estabais lejos, fuisteis hechos cercanos por la sangre del Mesías.Porque Él es nuestra paz, que de ambos° hizo uno, y derribó la pared intermedia de separación, es decir, la enemistad.”

El hijo prodigo, a casa de Israel, judá, y los gentiles.

Si leemos esta parábola a un nivel literal de interpretación es una historia muy hermosa para una predicación sobre el amor de Dios y su misericordia. Un relato que nos habla de un arrepentimiento profundo de alguien alejado de Dios con las consecuencias que esto produce, es así sin duda.Pero ahora lo vamos a ver a un nivel de interpretación mas profundo, al nivel del “drash”  (Ver los cuatro niveles de interpretación de la escritura) que nos dará una nueva revelación sobre este tema en Lucas  15:11 al 32 leemos:

“También dijo: Cierto° hombre tenía dos hijos; Después de no muchos días, el hijo menor, recogiendo todo, partió hacia un país lejano, y allí malgastó su hacienda viviendo perdidamente.Y cuando lo había gastado todo, sobrevino una gran hambre en aquel país, y él comenzó a pasar necesidad.  Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquel país, quien lo envió a sus campos a apacentar cerdos Y ansiaba saciarse° con las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. Entonces, volviendo° en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de panes, y yo aquí perezco de hambre! Me levantaré° e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y ante ti.Ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo, hazme como uno de tus jornaleros.”

“Pero su hijo mayor estaba en el campo, y como al regresar oyó música y danzas, se acercó a la casa. Y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. Él entonces le dijo: Tu hermano se ha presentado, y tu padre ha sacrificado el becerro gordo, porque lo recuperó sano.Y se enojó y no quería entrar. Saliendo entonces su padre, le rogaba.Pero él respondió al padre diciendo:  He aquí, tantos años te sirvo y jamás quebranté un mandato tuyo, y nunca me diste un cabrito para regocijarme° con mis amigos, pero cuando regresó este hijo tuyo, que consumió tu hacienda con prostitutas, mataste para él el becerro gordo. pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto, y revivió; estaba perdido, y fue hallado.”

Ya conocemos el propósito de las parábolas Jesús dijo en Mateo 13:13 al 14:

“Por esto les hablo en parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. Y se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: De oído oiréis, y no entenderéis,° Y viendo veréis, y no percibiréis:”

El mayor quien representa a la Casa de Judá, y el menor quien toma la imagen de la casa de Efraím y las tribus perdidas. Este último pidió a su padre la parte de la herencia que le correspondía. De acuerdo al Talmud había dos formas de transmitir los bienes: Por testamento tras el deceso del padre, y por donación en vida. En el segundo caso, el hijo recibe la herencia pero no los intereses. En caso de venta, el comprador no podía tomar posesión del inmueble hasta que el padre había fallecido. Lo sorprendente de esta narrativa; y sin duda causó desasosiego en los que escucharon este Midrash de labios de Jesús fue que el hijo menor se atreviera a pedir el control completo de la herencia, dejando a su padre desprotegido (Os. 11:1 – 3). El hijo mayor también recibió sus bienes en donación, la doble porción del primogénito, pero su ambición no le llevó a los extremos del hijo menor (Os. 6:4).

El hijo menor( Efraim y las casa de Israel), vendió todo y con el dinero emigró a una provincia lejana otras naciones (gentiles) donde vivió perdidamente. En otras palabras se asimiló en la población gentil.

  Efraín se ha mezclado con los pueblos, Efraín ha venido a ser una torta no volteada. (Oseas 7:8)

Su hambre era tan acuciante que hubiera querido comer el pienso de los animales, pero nadie se lo daba (Os. 9:3). Jesús reflejó la dura realidad de la asimilación y el exilio, donde se veía  forzado el hijo menor a comprometer sus principios religiosos para sobrevivir. Perdió toda su herencia y sus raíces.

El hijo mayor, el cual representa a la Casa de Judá, rehusó a unirse a la fiesta y dar la bienvenida a su hermano menor. Ante las circunstancias, el padre tuvo que salir fuera a hablarle . Sin embargo, el hijo mayor cegado por los celos llegó al extremo de reprochar a su padre y censurar a su hermano, a quien niega todo parentesco aplicándole públicamente la palabra “este” en tono despectivo y “tu hijo” en lugar de “mi hermano”.

Las profecías de Oseas.

Judá y Benjamín también fueron al exilio en Babilonia, pero un remanente de ellos regresó. De este  modo fue que al momento de la venida deJesús, hace casi dos mil años, el tiempo para la restauración del reino de Israel estaba a la puerta; era necesario para Judá hacer obras dignas de arrepentimiento, de apartarse de la idolatría, de circuncidar su corazón. La profecía de Oseas se cumplió: un remanente de Judá, conservó su identidad israelita, mantuvo su fidelidad a la Torá y al Eterno, regresó a la tierra prometida, ha restaurado el idioma hebreo, y la profecía de Isaías 66:8 se cumplió cuando una nación nació entre las naciones en un solo día, en Mayo 14 de 1948. dice asi:

¿Quién ha oído cosa semejante? ¿Quién ha visto tales cosas? ¿Se dará a luz a un país en un solo día? ¿Nacerá una nación de una sola vez? Pues apenas sintió los dolores, Sión parió sus hijos

La vida del profeta Oseas  al casarse con una mujer fornicaria y tener hijos de fornicación, es la ilustración de la relación que Dios tiene con la nación de Israel. Su primer hijo fue Jezreel, (que significa siembra de Dios), expresa que Él ha sembrado a Israel entre las naciones. Su hija Lo-ruhama (no compadecida) representa la firmeza de la decisión y la determinación de Dios por disciplinar a su pueblo escogido.  Lo-ammi (no pueblo mío) expresa el carácter de su pueblo escogido y el  comportamiento del pueblo disperso, sin Torá (Instrucción), enlodado en la idolatría y el paganismo.

El tiempo de los gentiles.

La Biblia, en su profecía, toda cumplida, en cumplimiento o pendiente de cumplirse, y toda profecía de Dios se cumple sin discusión, enseña que existe un tiempo en el cual los gentiles ya no dominarán Jerusalén;  que la Capital espiritual del mundo, dejaría de ser “hollada” (pisada) por los gentiles. Además este evento coincide con que el pueblo de Israel fueron llevados cautivos por Dios a todas las naciones tierra de los gentiles, serían, al final del tiempo, recogidos y congregados de nuevo en su tierra, en la Tierra Prometida, en Israel, y en su capital Jerusalén.

Para identificar en qué tiempos proféticos  vivimos tenemos que mirar también a Israel y Jerusalen, la ciudad de la que depende la paz mundial y están pendientes todas las naciones. Quien tenga el control de esta ciudad determina el tiempo en que vivimos. Cuando Israel tenga pleno control de ella, incluyendo el Monte del Templo, que es el lugar profético de Jerusalén, el cual existe para que esté el Templo del Señor, entonces habrá terminado el tiempo de los gentiles si lo aplicamos al Texto de Apocalipsis 11:2. El mundo está entrando en la recta final y su último periodo, e Israel espera tener de nuevo su Templo, para restaurar la tradición Judia, pero según la profecía ellos verán a Aquel que es el Templo vivo. Sin duda una serie de acontecimientos proféticos que serán luz para las naciones, para los gentiles que sean llamados por Dios, en Lucas 21:34 al 28 Jesús dice:

“Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones, y Jerusalem será hollada por los gentiles, hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles.
 Y habrá señales en el sol, la luna, y las estrellas;° y sobre la tierra, angustia de las gentes en desespero ante el bramido del mar y el oleaje,
desfalleciendo los hombres por el miedo y la expectación de lo que vendrá sobre la tierra habitada, porque las potencias de los cielos° serán sacudidas.
 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestras cabezas, porque vuestra redención está cerca.”

Las dos casas serán unificadas.

La conclusión de la historia del Judeo-Cristianismo es que seran una sola nación en el Mesias, ya no habra más judío ni gentil, y donde disfrutaremos de la presencia del Señor , quien nos iluminará la vida como el Cordero de Dios. Así que naciones todas vengan y sean salvas para disfrutar de Su bendición todos los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

Vino a mí palabra del Señor, diciendo: Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros. Júntalos luego el uno con el otro, para sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, diles: Así ha dicho el Señor Dios: He aquí yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré uno solo, y serán uno en mi mano. Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, y les dirás: Así ha dicho el Señor Dios: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los atraeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios.

Anuncios


Categorías:Articulos

3 respuestas

  1. hola buen dia shalom dr verdu para cuando tiene listo el resto de los misterios, super interesante todo me encanta esto me falta la clase 12 en adelante mi correo es danielcast22@hotmail.com

    Me gusta

  2. Este gran misterio que muchos aun no comprenden es el que debemos de pedir al Padre que revele a sus vidas, porque también son parte de el, somos Efraím y parte de Israel

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: