Lilit y Dalila de la leyenda a la realidad.

Dalila y Lilit ¿Que pueden tener estos dos personajes en común?. Curiosamente el nombre, Dalila (en hebreo דְּלִילָה, ‘[la que] debilitó’, ‘desarraigó’ o ‘empobreció’, de la raíz dal, ‘débil’ o ‘pobre’) era la «mujer en el valle de Soreq» a la que amó Sansón y que fue su perdición en el bíblico Libro de los Jueces (capítulo 16). Por otro lado Lilith לִילָה habitante de noche (en hebreo: laila). Y esta descripción es semejante a la imagen de la Lilith que pasó a formar parte de cierto folclore judío como ser mítico, con rostro de mujer, pelo largo y alas.

dalila-liliComo vemos mas claramente en las letras hebreas la diferencia es una letra mas que tiene el nombre de Dalila , esa letra es la la dalet equivalente a nuestro idioma a la letra D. La letra dalet es la cuarta letra del Alefato Hebreo.  Esta letra en el hebreo antiguo se escribía mediante el dibujo de una PUERTA COLGANTE y tiene varios significados por si sola; esta relacionada a una puerta y sus funciones: entrar, salir, abrir cerrar.  Los filisteos, enemigos de Israel, se dirigieron a Dalila para descubrir el secreto de la fuerza de Sansón. Tres veces preguntó Dalila a Sansón el secreto de su fuerza y tres veces él le dio una respuesta falsa. A la cuarta le dio la auténtica razón (que no se cortaba el pelo en cumplimiento de un voto a Dios) y Dalila le traicionó con sus enemigos. Sansón abrió la puerta (dalet) a Laila que inspira los deseos mas bajos del hombre, después de ser un elegido para ser consagrado a Dios.

Dalila fue tejiendo una red inextricable de engaño y seducción. Fue presionándole cada día, e importunándole, hasta conseguir reducir su alma «a mortal angustia». Entonces él le reveló finalmente el secreto. Esta vez Sansón fue reducido a la impotencia en manos de sus numerosos enemigos.

En la Mitologia

Entre los numerosos dioses y demonios de la mitología babilónica se hallaban Lilu y Lilitu, (varón y hembra respectivamente) que eran unos (en su creencia) entes malignos que perjudicaban a los humanos, en especial incitando sexualmente a los varones, y dañando a las mujeres encinta o a ellas y a sus hijos neonatos.

Evidentemente estas supersticiones no tienen fundamento dentro del judaísmo, ni relación alguna con las escrituras, pero cuando los hebreos fueron deportados a Babilonia (586 AEC), algunas de sus creencias impregnaron su cultura.  Una de éstas parece ser la de la diablesa Lilith.
Esta palabra es mencionada por el profeta Isaías:

Las fieras del desierto se encontrarán con las hienas. El chivo salvaje gritará a su compañero. La lechuza (Lilith) también hallará allí sosiego, y hallará reposo para sí.

Como puedes ver es traducida como lechuza, un ser a veces misterioso, que puede asustar, depredador certero, habitante de noche (en hebreo: laila). Y esta descripción es semejante a la imagen de la Lilith que pasó a formar parte de cierto folclore judío como ser mítico, con rostro de mujer, pelo largo y alas.
A pesar de que entre los sabios hubo aquellos que consideraban su existencia como posiblemente real. Sin embargo, quizás en verdad deberíamos tomarla como alegoría de aquellos deseos que pugnan en nuestro inconsciente por aflorar o por realizarse, y que no siempre son acordes a la vida civilizada, o que son fruto del instinto con poco dominio propio. Pero igual que usamos la mitolgia griega para analizar muchos comportamientos del ser humano también podemos hacerlo con la Babilónica

lilit adan y eva manuscrito s. XV

Lilith tentando a Eva para tomar la fruta prohibida. Siglo XV.

Lilih aparece en los escritos judíos de la Biblia como el origen del mal. La literatura del Antiguo Testamento -Biblia Hebrea- conserva una única alusión a su figura. El libro del profeta Isaías sitúa a Lilih en la descripción de los lugares de perdición, viviendo entre las ruinas del desierto, acompañada de sátiros y animales. Sus rasgos son los de un búho o una lechuza y es presentada como ave de la noche: Allí se darán cita chacales y hienas, y los sátiros se llamarán unos a otros; también allí Lilih descansará y hallará para sí un lugar de reposo (Is 34,14). En escritos apócrifos judíos como el Testamento de Salomón, en el Talmud y en la literatura rabínica volvemos a encontrarnos con la imagen de Lilih relacionada con el origen del mal. Para los rabinos, Lilih es consorte del demonio Samael con el que engendra cientos de demonios y vive convertida en la Señora del mal.

Lilit en la siques del hombre.

Desde ese momento se supone que Lilith roba a los niños de sus cunas, además de robar también el semen de los hombres para crear nuevos demonios,aparece en los sueños de los hombres con sueños eróticos, otro dato curioso es que en ese tiempo cuando alguna mujer abandonaba a su marido era llamada hija de Lilith.

En lo que respecta al hombre es muy habitual en nuestros días hacer “zapping” cuando el hombre esta solo en la noche (la palabra en hebreo para Lilith significa noche) y buscar ciertas cadenas televisivas de contenido pornográfico o erótico que excitan la imaginación ylilit  hacen caer en un tipo de lujuria en la que deseas a un tipo de mujer que no existe, solo en tu mente e imaginación, para hacer lo que tu quieres y ves en ella de de una forma siempre imaginaria, ese tipo de mujer que excita tus deseos mas profundos, haciendo de la sexualidad algo lujurioso que tu pareja no colma.

La eterna pregunta de donde estaba Adán mientras Eva escuchaba la voz de la serpiente, nos da la idea de un ataque combinado entre la serpiente (Amalec) y Lilit  influyendo en la imaginación de Adan, es solo una idea. Ella se le domina como un  súcubo (del latín succŭbus, de succubare, «reposar debajo»), según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer atractiva para seducir a los varones, sobre todo a los adolescentes y a los monjes, introduciéndose en sus sueños y fantasías. En general son mujeres de gran sensualidad, y de una extrema belleza.

Señora de la lujuria.

Lilith, junto a Isis y Gello, pertenece al trío de miradas a la oscuridad que podemos ver cuando se dan cita el carácter religioso con el poder de la autoridad. Las tres pertenecen al mismo grupo de mujeres que que se oponen al plan divino trazado desde los orígenes. Este hecho hizo que Lilit, que hasta ese momento se había identificado con la luna negra, adquiriese todo tipo de manifestaciones y representaciones gráficas. La imagen de Lilith como una mujer hermosa, cautivadora y seductora se convierte en el antitipo de la castidad y en el prototipo de la señora de la lujuria y el desenfreno. Ella es el talismán de la censura sexual, de lo escondido y prohibido.

Lilit y la música sensual.

Algunas mujeres que conocemos por ser famosas, a partir de su contacto con Lilith comenzaron a estudiar bailes exóticos de Oriente, a vestir trajes exóticos y a moverse con sensualidad. Encontraron dentro de sí una sensualidad que nunca habían experimentado antes. Otras aprendieron bailes africanos con música de tambores y contactaron con su cualidad sexual primaria. Otras tuvieron acceso a la sensualidad de Lilith a través de la voz, cantando desde lo profundo del plexo solar (voz estilo Shakira) y escuchando cómo su intensa feminidad se expresaba. Algunas han encontrado a Lilith a través del arte y la poesía, permitiendo que su inconsciente retrate lo femenino primitivo. Los hombres también pueden contactar con su lado salvaje y su sensualidad a través de los tambores, las canciones y el ritual. Los ritmos de tambores llevan a conectar con los impulsos instintivos y la naturaleza primitiva.

Lilith aparece como la mujer independiente que esta en contra de Eva que representa el orden establecido por Dios para el matrimonio, por un lado, Lilih es lujuriosa y por otro lado feminista e independiente sin ninguna intención de someterse a Dios y al hombre. La imagen de Lilith era como una mujer emancipada, que se negaba a realizar el acto sexual debajo y a someterse a los criterios del varón, se ha convertido en uno de los símbolos más actuales en las sociedades occidentales para determinados grupos y movimiento feministas. Su oposición a vivir bajo la imposición de una cultura patriarcal  ha llevado a Lilith a encabezar una guerra permanente en contra del varón, dispuesta a rechazar la propia maternidad, a negarse a engendrar hijos o abortar , simplemente, a luchar por una sexualidad libre, indiferente y depravada.

La visión cristiana.

sixtinaLa interpretación religiosa cristiana al Mito de Lilit, que a pesar de no figurar dentro de las concepciones hebráicas, a ella se le atribuye la Caída del Edén. Quizá la versión más famosa de esta Lilit cristiana es la de las pinturas de la Capilla Sixtina, de Miguel Ángel (abajo). En éstas ella es mostrada como mitad-mujer mitad-serpiente, y es acreditada de instigar su propia Caída del Edén. Por eso Amalec, la serpiente en su raiz Espirtual Lilit están representadas como un ataque conjunto a Adan y Eva siendo en su origen una misma cosa.

Lilih roba a los niños de sus cunas, estas cosas están tan grabadas en nuestro subconscientes y tradiciones de tal manera que en Ingles “canción de cuna” se dice “lulaby”, la etimología de esta palabra se cree que es “vete Lilit”  y se canta a los niños antes de dormir, en España mencionamos al coco, “duermete niño que viene el coco y te comera”. Desde las Crónicas del Mesías recomendamos encarecidamente que oremos por nuestros niños a Dios como Padre para que los proteja y los guarde, sobre todo de los llamados terrores nocturnos.

Todos esto mitos y leyendas pueden que solo sean eso mitos, pero es cierto que forman parte del subconsciente colectivo, del ambiente en que nos movemos y vivimos, afectan a nuestra sique. El propósito de esta serie es saber a que nos enfrentamos como cristianos para reconocer y combatir a nuestros enemigos.. Como dijo Pablo y hemos citado en capítulos anteriores:

“porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra los principados, contra las potestades, contra los gobernadores del mundo° de las tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”. Efesios 6:12

Mito y tradición puede ser que todo sea un arquetipo y antes que me caigan las criticas vuelvo a decir que aunque esto no esta en la Biblia  hay que ser ciego para no ver que las secuelas psicológicas si se notan en la sociedad en que vivimos. Te dejo con este corto de un documental de canal historia para ilustra lo que hemos comentado anteriormente. Tu tienes la ultima palabra.

Capitulo 5>>>>

Anuncios


Categorías:estudios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: