Los oscuros caminos de Amalec 9ª parte”Fuego extraño”

La religiones orientales en especial el yoga, han conocido una expansión como nunca. Se multiplican conferencias, emisiones,  periódicos, centros de todo tipo.  Aunque los “Maestros “ no lo llaman una religión, ofrecen una unión seudomistica  con Dios y una espiritualidad  que promete equilibrio, combate tensiones,  y la búsqueda del  yo interior.

Yoga (del sánscrito yuga, “yugo”), uno de los seis sistemas clásicos de la filosofía hindú, que se distingue del resto por las maravillas logradas en el control corporal y los poderes mágicos atribuidos a sus seguidores avanzados. El Yoga afirma que a través de la práctica de ciertas disciplinas, uno puede conseguir la liberación de las limitaciones de la carne, las ilusiones de los sentidos y las trampas del pensamiento, y de ese modo lograr la unión con el objeto a conocer. Tal unión, según la doctrina, es la única forma real de conocimiento. Para la mayoría de Yoguis (quienes practican Yoga), el objeto a conocer es Brahma, el espíritu universal. Una minoría de yoguis ateos busca el perfecto auto-conocimiento en vez del conocimiento de Dios… En la doctrina Yoga, la etapa final raramente se obtiene en una vida, lo habitual es que se requieran varios nacimientos para lograr la liberación, primero del mundo fenomenal, luego de los pensamientos respecto a lo que se es, y por último del estado en el que el espíritu está enredado en la materia. La separación del espíritu de la materia es Kaivalya, la verdadera liberación.  El Yoga es un sistema espiritual con un componente físico.

Anterior a los vedas por su orígenes con mas de cuatro mil años, se introduce en occidente, y se transforma en ideologías donde surgen santos y místicos por todos lados, este encuentro de occidente y oriente produce una confusión de equívocos y malentendidos que como siempre se muestran contrarios a la Verdad de Dios revelado en la Escrituras.

Existen  testimonios de posesiones demoniacas, parciales o totales, en personas que practicaron el yoga. Los mismos ocultistas y médiums, nos confirman lo anterior, pues usaban su cuerpo con esta técnica para entrar en contacto con los “muertos. Por lo tanto, el Yoga es una forma actual de idolatría, esoterismo, neopaganismo, ocultismo, adivinación, y posesión diabólica. Así, yoga y cristianismo son esencialmente incompatibles. Al ser una espiritualidad falsa es necesario emplear cierto tipo de drogas y estimulación musical llamados “mantras” para provocar estados alterados de conciencia. A diferencia de una espiritualidad verdadera y un misticismo real hacia Dios, la persona no pierde  la conciencia de su realidad y de una realidad Superior o Divina, por eso la adoración verdadera no necesita ningún tipo de manipulación de la conciencia.

Pero viene una hora, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque también el Padre tales adoradores quiere que lo adoren.Dios es espíritu; y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad. (Juan  4:23 y 24)

La serpiente aparece de nuevo.

En el marco del hinduismo, la kundalini es una energía invisible e inmedible representada por una serpiente (o a veces por un dragón), que duerme enroscada en el muladhara (el primero de los chakras —los siete círculos energéticos—, que está ubicado en la zona del perineo). Se dice que al despertar esta serpiente, el yogui controla la vida y la muerte. Varias doctrinas utilizan este concepto de la kundalini: el yoga, el tantra, el budismo, el taoísmo, el sijismo y el gnosticismo.

El despertar del Kundalini es la expresión utilizada por los místicos, hindú gurús y de la Nueva Era para esta práctica de centrarse en un “espíritu serpiente” que, dicen, reside en cada uno de nosotros en la forma de una serpiente en espiral situada en la base de la columna vertebral. A través de la meditación y la posición del cuerpo físico, el objetivo es “elevar el Kundalini “a través de un total de siete puntos de referencia espirituales – llamado ‘Chakras’ -. situado a lo largo de la columna vertebral El objetivo es elevar el espíritu Kundalini a la “Chacra de la Corona”, que se encuentra en la parte superior del cráneo. Los que han pasado por este proceso lo han descrito como “alucinante”.  La práctica, que es espiritualmente peligrosa en extremo, a menudo se vincula con ejercicios de yoga como asociados con la meditación oriental y el misticismo. El canto y esencialmente rutinas de auto-hipnosis es evidente. Andrew Strom considera que estos fenómenos – que se remontan a la Bendición de Toronto – representan la ‘peor invasión [de espíritus engañadores] en la historia de la iglesia “ y, en su preocupación, va tan lejos como controversaly ‘dar nombres.

La serpiente aparece como un dios supremo, era Amón en alto Egipto, Assur entre los asirios, Brahma entre los hindúes, Pijetao entre los zapotecas, Hu­nab-ku entre los mayas, Chuminigagua entre los chibchas, Atacuju Huiracocha entre los incas. Amón llegó a ser luego identificado con la serpiente y llegó a ser Nef en Tebas y Etiopia, y la serpiente emplumada Quetzal­coatl entre los aztecas, el cual era el Kukul­cán de los mayas. Así la serpiente se hizo adorar cual creador de hombres y dios de la vida, del firmamento y la agricultura.

Fuego extraño y sincretismo religioso.

Hoy en día, quizá con el afán de atraer a mas personas a la Iglesia y una búsqueda mística equivocada, es decir un seudomisticimo,  se pude llegar  a “ofrece fuego extraño”. Nadab y Abiú ofrecieron un “extraño fuego” al Señor (Levítico 10.1-3), cuando los fariseos le atribuyeron la obra del Espíritu a Satanás (Mateo 12.22-37) el becerro de oro,  los lugares altos, cada una de estas acciones constituyó una ofensa que produjo graves consecuencias, incluso la muerte. La Biblia es clara en que ofender al Espíritu Santo no es una cosa ligera. Sin embargo, miles de personas lo hacen todos los días. Atrevidamente se llena el nombre del Espíritu Santo con adoraciones que no van de la mano con la Biblia como ladridos, saltos, risas a carcajadas, estados de trance, revelaciones sin base en la Escrituras, formas de hablar incomprensibles, profecías erráticas y sanaciones sin efecto. Para las multitudes desorientadas, estas son obras del Espíritu Santo, pero en realidad no son obra de Dios en lo absoluto.

Incluso muchas Iglesias utilizan efectos de luces y música que se parecen a la  Psicodelia , que es la adaptación al español del inglés psychedelia, un neologismo formado a partir de las palabras griegas ψυχή, “alma”, y δήλομαι, “manifestar”. La palabra psicodélico fue inventada por el psicólogo británico Humphry Osmond y significa “que manifiesta el alma” y asi conseguir estados alterados de conciencia que se confunden o interpretan manifestaciones del Espíritu Santo

Cuando se habla de psicodelia suele aludirse a una modalidad artística muy concreta: el arte psicodélico, sobre todo pictórico y musical, que se desarrolló a partir de la segunda mitad del siglo XX. Este tipo de arte se caracteriza por evocar las vivencias propias de la experiencia psicodélica: sinestesia, alteración de la percepción del tiempo y del sentido de la identidad, empatía, etc.

A finales de los años sesenta una auténtica eclosión de sectas orientalistas que propagaban el estilo de vida alternativo basado en la práctica del yoga y la meditación trascendental atrajo hasta la India a muchos artistas y personajes famosos de la época, que buscaban algo diferente en sus vidas ajetreadas. Los Beach Boys, cantantes como Donovan o actrices como Mia Farrow, las filosofías orientales se transformaron en el mejor remedio para vencer el estrés.
Otro de los grupos que se sumó a esta vorágine de mentalidad oriental no fue otro que quizás el más famoso y querido de la época, y uno de los más seguidos de la historia: The Beatles, que aumentaron a límites estratosféricos su fama en esa década convulsa a nivel social. Aun hoy, los seguidores de la doctrina de la “Meditación Trascendental” presumen de las numerosas fotografías existentes de los miembros de grupo con el gurú de su movimiento, Maharishi Mahesh Yogi e inventor de la meditación trascendental.

Conclusión.

Ahora, puede parecer bastante sorprendente para nosotros que el pueblo de Israel fallara en reconocer su idolatría, que pudieran caer en un estado en el que genuinamente creyeran que estaban adorando a Dios al practicar los cultos Cananeos en los lugares altos, y que los buenos reyes que buscaron hacer lo recto a los ojos del Señor fuesen incapaces de hacer algo sobre esto, y quizás aún ellos mismos fallaran en reconocer el problema completamente. Nos parece a nosotros tan obvio que tal idolatría es contraria a la verdadera adoración de Dios. Parece normal para nosotros, pero no lo parecía a la mayor parte del pueblo de Israel en ese tiempo. Y debemos detenernos y pensar antes de señalar con el dedo, y preguntarnos a nosotros mismos si somos, a nuestra propia manera, en nuestro propio día, culpables de compromisos tan serios como estos. El hecho es que reconocemos los ídolos y pecados de épocas pasadas y de otras culturas más fácilmente de lo que reconocemos aquellos de nuestra propia época y cultura. Esta es la razón por la cual el sincretismo es tan peligroso. Fallamos en reconocerlo por lo que es. Y hacemos esto porque estamos tan comprometidos inconscientemente con la cosmovisión que caracteriza a nuestra sociedad y que produce tan religión idolátrica. Esto es verdad para nosotros como lo fue para los antiguos Israelitas. Pero es superficial felicitarnos nosotros mismos al atacar y abominar a los ídolos de épocas pasadas y de otras culturas, especialmente si fallamos en reconocer y desafiar a los ídolos de nuestra propia época y cultura.

El filosofo Judío Martin Buber dijo:

“La nuestra es una época en la cual la suspensión de lo ético llena el mundo, y la pregunta de preguntas, la que tiene precedencia sobre todas las demás: ¿es realmente el Absoluto el que a tí se dirige, o solo uno de sus imitadores? Pues la voz divina que habla es la voz de un ligero sususrro, y exige a todo hombre nada más que justicia y amor, que camine humildemente con él, en otras palabras, no mucho más que lo ético fundamental. En cambio, la voz de Moloch imita la voz divina pero prefiere un poderoso rugido. Hoy parece extremadamente difícil diferenciar una de la otra.”

En este vídeo puedes ver un comparación de cultos Cristianos y orientales.

Anuncios


Categorías:estudios

1 respuesta

  1. Un saludo a los visitantes de este sitio
    Y a Pastor verdu
    Soy asiduo lector de este sitio, he aprendido con sus temas y con las preguntas que se envían y amablemente responde.
    Hoy escribo porque en un tiempo de mi vida pasada practique muchas de las filosofías que aquí cita, sin embargo nunca pude dejar de ser lo que en realidad era, una vida egocéntrica y confundida llena de oscuridad, maldad y perversidad.
    Hoy se que en todos estos años de estas practicas, buscaba a Dios, pero no lo sabia!.
    Gloria a Dios porque El me encontró, mas aun en mis primeros años de conocer el evangelio no fui transformado (hace 8 años), llegue a una iglesia interdenominacional del evangelio completo, pero yo vivía en mis propias conscupisencias viviendo una doble vida hasta que Dios mismo nuevamente intervino en mi vida, a través de SU SANTO ESPITITU, lo conocí, fui lleno, bautizado en El, e inicie DIN querer, ni buscar una verdadera transformación de mi vida, pude conocer y sentir Su bendita presencia, he sido tocado muchas veces en los tiempos de alabanza y adoración, he permanecido por un poco mas de 2 horas quebrantado (llorando) sin un sentido, como nunca en mi vida lo había hecho, he estado en la sala de mi casa mirando tv, y sin mas empiezo a sentirme agitado y empiezo a llorar y orar en el espiritu (lenguaje espiritual que El me dio), incluso trabajando empiezo a orar y en varias ocasiones me ha pasado lo mismo por un buen tiempo, bien he experimentado el gozo (risa incontenible por oras), mas definitivamente en TODAS estas experiencias ha sido Espiritu Santo, tengo 57 años y mi cuerpo verdaderamente ha sido vivificado a través de estas experiencias, he sido sábado en mi cuerpo y mi alma, verdaderamente aborrezco el pecado mi vieja manera de vivir, y ni aun 100 veces o 1000 veces me ofrecieran todos los placeres que he experimentado en mi vida pasada, NO LO CAMBIARIA NUNCA, amo a Espíritu Santo y no creo que ningún demonio heche fuera ningún demonio.
    He visto a muchos de mis hermanos de la primera iglesia donde me reunía y donde no había manifestaciones de Espíritu Santo, caer en adulterio incluso entre ellos mismos!
    Juzgamos a Espíritu Santo sin haberlo conocido verdaderamente.
    En una ocasión Dios me mostró que compartir de Espíritu Santo a cristianos que no lo conocen es lo mismo que compartir de Jesus a un inconverso, LO RECHAZAN IGUAL!
    Saludos
    Mario Nava
    Cd Victoria
    Tamaulipas
    Mexico

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: