Vuelve Amalek

Un mensaje del Editor General

Hola Nuriel,

Para quienes vivimos en Israel y estamos lamentablemente acostumbrados a la violencia y al terrorismo palestino, lo que está ocurriendo es inaudito. Las hostilidades han llegado a niveles inimaginables. No sólo han caído incontables misiles desde Gaza, sino que árabes israelíes han salido a las calles a vandalizar tiendas de judíos y quemar sinagogas. Ayer en Lod, las imágenes de Sifrei Torá siendo rescatados de sinagogas en llamas y de tiendas judías vandalizadas eran reminiscentes de Kristallnacht, un verdadero pogromo en medio del siglo XXI.

Yo vivo hace 14 años en Jerusalem y ayer, recapitulando los hechos de las últimas semanas para tratar de entender cómo llegamos a esto, descubrí que el desarrollo de los acontecimientos en esta última ola de violencia es casi absurdo, pero aleccionador.

Toda la ola de violencia actual estalló a partir de una bofetada. Sí, una bofetada. Un pequeño acto cargado de odio con la clara intención de humillar y denigrar.


El 15 de abril, dos jóvenes palestinos se filmaron a sí mismos abofeteando a un adolescente judío religioso en el tren de Jerusalem con la intención de subir el video a TikTok. Ese violento y humillante acto dio paso a manifestaciones por parte de judíos en la capital, lo que llevó a enfrentamientos con multitudes árabes, ataques a judíos, involucramiento de la policía, limitaciones a las celebraciones del mes de Ramadán en la Ciudad Vieja y en el Monte del Templo, protestas, destrozos, amenazas, misiles de Gaza, respuesta defensiva de Israel y así de pronto nos encontramos en la mitad de una guerra y un estallido social nunca antes visto.

Aunque suene absurdo, todo escaló a partir de un pequeño acto cargado de odio y ahora hay misiles cayendo sobre Tel-Aviv y sinagogas ardiendo en llamas en Lod.

Y si bien sabemos que obviamente esta no es la raíz del conflicto palestino-israelí y que hay muchísimos otros factores en juego, es increíble el poder destructivo y la forma en que esa pequeña, pero despreciable acción, desencadenó un odio reprimido de una magnitud inconmensurable.

Entonces, te propongo algo. Si una acción cargada de negatividad pudo desencadenar tal nivel de violencia, entonces una acción cargada de positivismo también puede desencadenar lo mismo en la dirección contraria.

Nuestras pequeñas acciones tienen un valor y una influencia inimaginable y, por ende, hay cosas que podemos hacer para apoyar a Israel en este momento, he aquí algunas ideas:

Los medios distorsionan sistemáticamente la información y escriben titulares completamente sesgados. Te propongo que te informes sobre el conflicto palestino-israelí y hables con tus amigos o compañeros de trabajo y defiendas la posición de Israel. Te propongo que postees algo en tus redes sociales para explicar la necesidad de Israel de defender a su población de los ataques de Hamás.

Nuestros actos espirituales influyen directamente en la realidad física. Te propongo que realices alguna mitzvá o buena acción o que estudies Torá con la intención de que esto influya para bien en favor de Israel y de su población que en este momento se encuentra bajo ataque.

Rezar sinceramente por el bienestar de otros genera olas de positivismo. Nuestros rezos fortalecen a aquellos por los que pedimos y nos conectan con su sufrimiento. Trata de ponerte en la posición de los israelíes que están siendo atacados por Hamás y de sentir su agonía y pide sinceramente por su bienestar.

Apoya a Israel fortaleciendo a organizaciones judías con una donación de caridad. Apoya a tu sinagoga local, a organizaciones pro-israel o a cualquier otra institución judía que desees. Además del apoyo económico que recibirán las instituciones, también cumplirás con la mitzvá de tzedaká.

Que la energía de todas nuestras acciones positivas combinadas ponga fin rápidamente a este conflicto.

Respetuosamente,

Rav Igal Guinerman
Editor General AishLatino.com

Compra el libro para saber mas sobre las fuerzas oscuraas que amenazan a Israel.

Amalek aparece de nuevo en esta generación como dice el editor de Aish Latino:

” Y si bien sabemos que obviamente esta no es la raíz del conflicto palestino-israelí y que hay muchísimos otros factores en juego, es increíble el poder destructivo y la forma en que esa pequeña, pero despreciable acción, desencadenó un odio reprimido de una magnitud inconmensurable.”

Cómpralo ahora



Categorías:Articulos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: