Pascua: “Nunca una oreja fue tan importante”

Hay muchos motivos para ver el proceso de Pascua como un acontecimiento profético, en el cual se cumple todo lo dicho por los profetas . La Pascua transciende el tiempo y se convierte en un tiempo designado por Dios en el cual ocurren cosas de mucha importancia para la salvación, liberación y redención  de la humanidad. Por lo tanto todo debe cumplirse según lo escrito para que la transcendencia del momento se vea reflejada en el espacio y el tiempo.

Porque os digo que es necesario que en mí se cumpla esto que está escrito: “Y CON LOS TRANSGRESORES FUE CONTADO; pues ciertamente, lo que se refiere a mí, tiene su cumplimiento. (Lucas 22:37)

Un detalle que llama la atención es lo ocurrido realmente la noche en la que Jesús fue apresado y Pedro le corto la oreja a Malco. En un principio parece una simple detención con algunos incidentes aislados, pero diversos aspectos nos dejaron con “con la mosca tras la oreja”. Estos son lo hechos:

Según los Evangelios Canónicos, tras la Última Cena, Jesús y sus discípulos fueron a Getsemaní, un jardín situado al borde del valle de Cedrón, era un huerto de olivos. Una vez allí se describe como Jesús abandona al grupo y se retira para orar en privado.

Y les dijo: Esto es lo que yo os decía cuando todavía estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo que sobre mí está escrito en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.(Lucas 24:44) Cuando Jesús menciona Moisés,, profetas y salmos esta mencionando las escrituras, lógicamente no había nuevo testamento, era lo que se llamaba el TANAJ que comprendia Tora, Profetas y Escritos.

Siendo identificado, la multitud arresta a Jesús, aunque uno de los discípulos de Jesús intenta detenerlos usando una espada mediante la cual corta la oreja de uno de los hombres de la multitud. El evangelio de Juan especifica que fue Simón Pedro quién cortó la oreja de Malco, un sirviente de Caifás, el sumo sacerdote. Lucas agrega que Jesús curó la herida. Juan, Mateo y Lucas mencionan que Jesús criticó el acto de violencia, insistiendo en que no debían resistirse al arresto de Jesús, Marcos sólo cita el acto.

Malco es la forma griega de Malluch (como consejero) un nombre común en las lenguas semíticas y de especial interés por ser el nombre del sirviente judío a quien le cortó la oreja Pedro. El incidente es descrito por todos los Evangelistas (Mateo 26:51; Marcos 14:47; Lucas 22:50; Juan 18:10), aunque es solamente Juan, quien menciona el nombre del sirviente y discípulo, y solamente Lucas menciona el milagro de curar la herida. Más tarde, esa noche, un sirviente familiar de Malco provocó la segunda negación de Pedro (Juan 18:26-7).

Vamos a analizar las intenciones de Pedro:

1)  Cortar la oreja derecha de Malco es muy difícil para un diestro sin dañar otras partes de el cuerpo, Pedro tenia que haber sido zurdo y o bien Malco tenia que estar totalmente quieto, se añade  la dificultad del tipo de espada de la época que eran mas bien cortas. Seguramente Pedro agarro a Malco por la espalda sujetándole y le rebanó la oreja derecha

2) Fue un acto premeditado por Pedro, él quería cortar la oreja de Malco asi provocar un retraso en el arresto de Jesús y así permitirle escapar, pues alguien al servicio del Templo no debía tener una tara fisca, y no tener ninguna contaminación aparente para poder presentarse delante del Sumo Sacerdote con Jesús; esto retrasaría la detención hasta que encontrar otra persona en condiciones.

3) Jesús sabe que tiene que cumplirse las Escrituras y así se lo hace entender a Pedro. Pascua es una fiesta señalada, es decir un tiempo, un lugar y  un acontecimiento especial determinado por Dios para indicar  su obra profética y mesiánica. Por ejemplo hay dos acontecimientos ocurridos en Pascua, la liberación de la esclavitud de Israel, y la liberación de la esclavitud de la esclavitud del pecado por medio de Jesucristo.

4) Jesús tiene que sanar a Malco realizando un milagro improvisado, normalmente los milagros eran demandados por la persona necesitada y con la pregunta de Jesús “que quieres que te haga”. Todo lo relacionado con los acontecimientos en cuanto al arresto y muerte de Jesus tenia que suceder en el tiempo establecido por Dios y registrado proféticamente en la Escrituras.

Conclusiones finales:

Pedro el discípulo de Jesús no actuaba solo por impulsos, sabia lo que estaba haciendo en ese momento, el problema es que aun no entendía el rol del Mesías en su totalidad. Quiso ayudar a Dios pero a El no necesita nuestra ayuda aunque si nuestra colaboración. Estudiando y comprendiendo el ambiente, la cultura Judía entenderemos mucho mejor lo que esta pasando y eso nos llevara a comprender mas profundamente el rol del Mesías y el cumplimiento de las escrituras que es la palabra de Dios.

Pero, ¿cómo se cumplirían entonces las Escrituras que dicen que así debe suceder? (Mateo 26:54)

Por un  momento, en esa transcendental noche,  nuestra salvación dependió  de la oreja de Malco, porque de otra manera el retraso hubiera creado una serie de paradojas no sincronizadas con las escrituras.

Nunca una oreja fue tan importante para toda la humanidad.

Anuncios


Categorías:Articulos

Etiquetas:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: