“Bienaventuranzas o la paradoja de vivir entre dos mundos”

Todos bailamos o lloramos al compas de una canción, tenemos un violinista en el tejado y nuestras ilusiones, alegrias y tristezas se mueven y bailan  al son de una melodía que es la vida. Cada uno tiene su melodía es decir “su violinista en el tejado”. Bienaventurados la palabra griega describe a uno que es afortunado, feliz, o digno de ser felicitado. Este pasaje conocido como el Sermón del Monte o las Bienaventuranzas, consiste de una serie de paradojas.  En general, una bienaventuranza está constituida por una expresión inicial (del hebreo, ašrê… ; del griego, makarios…) que se puede traducir como «feliz», «dichoso», «bienaventurado» y que califica al poseedor de la cualidad como «digno de felicidad».

Anuncios


Categorías:Videos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: