Auschwitz: Pasado y presente

Auschwitz: Pasado y presente por Aish Latino

Auschwitz: Pasado y presente

El día internacional de conmemoración de las víctimas del Holocausto, que este año se llevó a cabo el pasado 27 de enero, marcó el aniversario número 70 de la liberación de Auschwitz, y fue otra instancia para reafirmar que aún no hemos olvidado.

Somos la generación a la cual se le confió la sagrada tarea de mantener viva la memoria de los 6 millones que perecieron. Durante 70 años, hemos construido memoriales, hemos relatado sus historias, los hemos incluido en nuestras plegarias y hemos experimentado un minúsculo consuelo al rendirles tributo a quienes fueron víctimas de la expresión de genocidio más brutal de la historia.

Pero 70 años más tarde pareciera claro que nuestra misión ha cambiado. Ya no podemos ser meramente un pueblo que recuerda. A pesar de que ciertamente debemos recordar el pasado, la realidad del presente exige que le demos prioridad.

Setenta años —nos relata el Rey David en el libro de los Salmos— es el tiempo promedio que dura una vida [Salmos 90:10]. En el Talmud leemos la historia de Honi ha-Maguel, quien cayó en un profundo sueño de 70 años y quien al despertar no podía reconocer el mundo que lo rodeaba. Es mucho lo que puede cambiar en setenta años. Pero en lo que se refiere a los judíos, pareciera ser que mientras más cambian las cosas, más se mantiene todo igual.

Imagina que un sobreviviente de Auschwitz hubiese hibernado desde que fue liberado del campo de exterminio hasta hoy en día. ¿Qué crees que percibiría al recorrer nuestro mundo contemporáneo? Imagínalo caminando por las calles de Francia rumbo a una sinagoga que hace poco fue rodeada por una multitud enfurecida que gritaba “muerte a los judíos”. Imagínalo llevando a su hijo a un Beit Midrash ‘Casa de estudio’, y dándose cuenta que necesita una gran protección policial durante su estadía. Viaja con él a Bélgica y observen juntos el letrero que dice: “Le damos la bienvenida a los perros, pero no a los judíos”. Obsérvalo mientras lee los titulares de los periódicos que le informan que el antisemitismo crece de forma descontrolada alrededor del mundo, con un sorprendente cambio, ahora la palabra “Israel” parece haberse vuelto un sinónimo común de la palabra “judío”.

 

Recordar es sumamente importante, pero si ha de tener algún valor, debe ser un estímulo para actuar en el presente.

Sí, el sobreviviente de Auschwitz estaría profundamente consciente de que lo que observa tiene apenas una pequeña relación con el inimaginable sufrimiento que él atravesó. Claramente es mucho menos severo que ello. Pero sin embargo, con la sabiduría de su experiencia en las etapas tempranas del Holocausto, también está consciente de las similitudes. Recordaría cómo comenzó todo, con el mundo minimizando la amenaza. Percibiría las incrementales etapas de discriminación, de acoso y de persecución. Y más que nada, estaría sorprendido por cómo quienes se enorgullecen de sus valores civilizados pueden ser tan ciegos ante el decaimiento moral de la civilización que los rodea y por cómo pueden ser tan pasivos en su respuesta ante las fuerzas del mal que amenazan su supervivencia.

Al ser un judío post Holoausto, crecí con el mantra de que “nunca de nuevo” era más que un mero eslogan; era una predicción. El mundo claramente no permitiría que hubiese nuevamente un mal descontrolado. Los judíos nunca volverían a ser víctimas. Pero hoy en día, lamentablemente, sabemos que todo es posible. Y por eso es que considero que nuestras prioridades colectivas deben cambiar. Cuando un edificio está en llamas, los bomberos no se enfocan en los grandes incendios históricos, sino que deben poner toda su atención en el peligro presente. Recordar es sumamente importante, pero si ha de tener algún valor, debe ser un estímulo para actuar en el presente.

La memoria debe ir de la mano con el compromiso. Sin un futuro, el pasado no puede dejar un legado. Por lo tanto, perdónenme si solicito que los días de recordar pasen a un segundo plano ante los días de dedicación. Es hora de que todo judío a quien le importe la supervivencia judía tome un rol activo en enfrentar la creciente amenaza antisemita: el desvergonzado y abierto antisemitismo en contra de los judíos y el insidioso y camuflado antisemitismo en contra de Israel.

Esa, después de todo, ha sido siempre la meta de recordar y la razón por la cual es algo tan importante para nuestro pueblo.

Anuncios


Categorías:estudios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: