Pregunta: Imagen y Semejanza

Erick Ramos Velázquez de Mexíco nos hace esta pregunta:

  Soy adventista del séptimo día y ahí mucha gente indica que Dios nos hizo a su imagen, cree que a pesar de ser Espíritu tiene la misma forma que el hombre, con manos, pies y todo lo que tiene una figura humana, es esto realmente cierto? Dios en espíritu  tiene la forma de Hombre?

Algunos opinan que el término hebreo tselem (imagen) debe interpretarse como forma y figura de una cosa, y esto les lleva a creer en la corporeidad Dios, pues piensan que las palabras “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza” (genesis 1: 26), dan a entender que Dios tenga forma de ser humano y que sea, por consiguiente, corpóreo. Los que se aferran a esta opinión, piensan en Dios imaginándoselo como si tuviera cuerpo, con cara y miembros, parecido a ellos, sin admitir otra diferencia, sino que El les excede en grandeza y esplendor, y que su substancia no es carne y sangre ni tiene forma humana.Dice en Juan 4:24:

Dios es espíritu; y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad”.

Lo que distingue al hombre es la propiedad de la percepción intelectiva y su diseño ademas de material también espiritual, el cual no posee ninguna otra criatura de cuantas hay sobre la tierra, y como al ejercitar esa parte espiritual no se vale de sus sentidos, ni mueve sus pies o sus manos, esta percepción ha sido comparada a la percepción divina, que no necesita de órgano corporal alguno.Y es en este sentido, y a causa de la Inteligencia Divina con que ha sido dotado el hombre, por lo que se dice que ha sido hecho a imagen y semejanza de Dios; pero alejemos de nosotros la opinión de que Dios sea en forma corpórea o antropomórfica.

Demut  deriva del verbo damah, “ser semejante a”. Expresa también conformidad a alguna relación abstracta, como cuando se dice: “Yo soy como pelícano en el desierto” estas expresando una idea sobre un estado de animo pero no quiere decir que seas un pelícano.

El hombre ha sido creado a imagen de Dios en la medida en que lleva dentro de sí una chispa del Espíritu Divino: gracias a esta chispa, el hombre es “único abajo, del mismo modo que Dios es único en lo alto; es el único ser de abajo en conocer el bien y el mal”Genesis 3:22 pues, entre todas las criaturas, sólo él posee el libre albedrío. Por consiguiente, tiene la capacidad de dominar la materia con su espíritu. Gracias a la chispa Divina, su alma es inmortal y enciende en él la luz de la inteligencia que le permite conocer a Dios, amarlo y unirse a El.

“Insuflando en sus narices aliento de vida” (Genesis:2:7) fue como el Creador introdujo aquella chispa en cada ser humano. Pero también la forma corporal del hombre demut a pesar de ser “polvo desprendido del suelo” fue modelada a semejanza de Dios. Memnónidas Judio y filososfo español, en su preocupación por descartar la más mínima sospecha de antropomorfismo considera que las palabras “imagen” y “semejanza” deben interpretarse aquí en sentido figurado. El hombre representa en cierto modo “la sombra” proyectada sobre la tierra por la Majestad Divina, Tzelem. Y se deriva de Tzel (sombra),

Saludos

.

 

 

Anuncios


Categorías:Preguntas y respuestas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: