Interestelar: El amor y la trascendencia

“Interestelar” nos trae un universo de cinco dimensiones, viajes por agujeros de gusano (distorsiones del espacio/tiempo), planetas por descubrir y una cada vez más notoria penetración de la Ley del Desdoblamiento del Tiempo en el séptimo arte.

interestel1“Quizás pasamos demasiado tiempo tratando de entender esto con teoría. El amor es lo único que trasciende tiempo y espacio”, le dice en un momento Brand (Hathaway), la compañera de misión de Cooper.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el amor. Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas. El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor transciende el tiempo se sigue amando aun cuando esa persona no este presente o haya muerto.  El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Por eso Pablo después de mencionar un mundo tridimensional eleva un nivel superior o una dimensión mas alta el amor del Mesías en Efesios 3:18 y 19

“seáis capaces de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad,
y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que seáis llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios”.

El amor, pese a ser una de nuestras palabras más usadas, sigue siendo un enigma. Es posible que se haya escrito más sobre el amor que sobre cualquier otro tema, y aun así sigue siendo intangible.
Sabemos que el amor es una parte integral de la vida humana, que lo necesitamos para nuestro bienestar, pero no parece haber un modo garantizado de hallarlo. ¿Qué es entonces el amor?

El amor es el componente singular más necesario en la vida humana. Es a la vez dar y recibir; nos permite experimentar a otra persona y permite que esa persona nos experimente a nosotros. El amor es el origen y el fundamento de toda interacción humana. Para vivir una vida plena de sentido, debemos aprender más sobre el amor y cómo introducirlo en nuestras vidas.

El Tetragramatón, el Nombre Sagrado.

La primera vez que aparece el nombre divino es en Génesis 1:1 con el nombre de Elo-him. Pero el más conocido de Dios es el Tetragramatón, que corresponde al que está escrito en las escrituras con una yud, una Hei, una vav y una Hei –Y-H-V-H-. Este nombre aparece en la Torah 6.828 veces. Esta palabra está en tercera persona singular imperfecto del verbo “ser”. El Tetragramatón aparece por primera vez en Génesis 2:4.

Su Nombre es totalmente interactivo con nosotros cada momento. Dios conecta los momentos de nuestra existencia como Él cree que corresponde hacer, en el orden o forma que Él elije hacerlo. Nosotros, los observadores, asumimos automáticamente que esto procede de acuerdo a las invariables leyes de la naturaleza, causa y efecto; pero esta asunción es sólo un medio por el cual nuestras mentes entienden la realidad, y no una descripción precisa de la realidad misma.

El 13 tiene el valor numérico de la palabra ahavá  “amor,” con las letras alef-hei-bet-hei) [אהבה] y de ejad “uno,” como en la declaración diaria de que Dios es Uno, con las letras alef-jet-dalet) [אחד]. El valor numérico del tetragramon Y-H-V-H-. seria 26 y comprende los atributos de Amor y unidad. Sacamos la siguiente formula:

Y-H-V-H= (ahaba(amor)= 13 + ejad (uno)= 13)= 26( 2+6=8) = Eternidad

Éxodo 3: 13 y14, a Moises se le ocurre que quiere saber el Nombre personal de Dios y Dios le contesta: “Eheie Asher Eheie”: “Soy el que Soy o Seré el que Seré” el verbo ser puede ser en pasado, presente o futuro “Yo Soy el que Existe Siempre”, “Mi Nombre es el que es para siempre”. Entonces vemos que el nombre sagrado que contiene la palabra amor y unidad transciende el tiempo y el espacio. El amor de Dios y su unidad sostiene todo lo creado, y podemos entender que Dios es el que fue, el que es y el que será. En Apcalipsis 4:8 dice

Y los cuatro seres vivientes, cada uno de ellos con seis alas, estaban llenos de ojos alrededor y por dentro, y día y noche no cesaban de decir: SANTO, SANTO, SANTO, es EL SEÑOR DIOS, EL TODOPODEROSO, el que era, el que es y el que ha de venir.

El miedo a la muerte y el agujero negro.
Al final de la película la nave se tiene que lanzar a través de un agujero negro con la incertidumbre que lleva. La ciencia hoy está aprendiendo a reconocer su verdadera posición. Mientras que las conclusiones científicas eran en el pasado consideradas “leyes” naturales, con todas las rígidas implicaciones de esa palabra, la ciencia moderna ya no sostiene una visión tan dogmática. Los científicos contemporáneagujero-negro-gusano-graficoos ahora aceptan el indeterminismo fundamental de la naturaleza; “el principio de incertidumbre” de Heisenberg, por ejemplo (lo impredecible de la posición y velocidad de las partículas subatómicas), se entiende como un principio intrínseco a todo el universo. Y en nuestro deseo de ir hacia lo desconocido, al campo de todas las posibilidades, podemos entregarnos con confianza a la mente creativa, a nuestra esencia fundamental que es el amor. El amor es un desapego frente a lo material y nos desapega de las cosas materiales quitando miedos y temo
res irracionales porque andamos en una realidad mas elevada.

¿Que significa el desapego?: Significa que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Esto no implica renunciar a la intención de cumplir nuestro deseo. No hace falta renunciar ni a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado buscando una dimensión mas alta.

A todos nos gusta la vida y resulta difícil concebir que renunciemos a aferrarnos a ella. Sin embargo, para algunas personas este amor a la vida es acompañado por su otra cara, un miedo no incontrolable a morir. Alegóricamente hablando, la muerte es como “ir hacia un agujero negro”, en el cual uno es devorado y arrastrado a una dimensión completa
mente diferente.

Si bien la idea de la propia muerte es suficiente para que corra un escalofrío por la columna vertebral, las Escrituras tienen un antídoto para este miedo. El pasaje a esta nueva dimensión es potencialmente aterrador por dos razones. En primer lugar, existe un miedo innato a la hora de la muerte y lo que sucede después de que el cuerpo deja de funcionar. El segundo son los pensamientos que rodean el resultado, y la preocupación por lo que la otra vida traerá.

Las muchas aguas no pueden extinguir el amor, ni los ríos lo anegarán; si el hombre diera todos los bienes de su casa por amor, de cierto lo menospreciarían. (Cantar de los cantares 8:7)

La entropía espirtual.

La  ley de la entropía establece que si dejamos un objeto de lado y no intervenimos, este objeto se desintegrará, se deshará y finalmente desaparecerá. La existencia sólo se mantiene si existe una fuerza que la soporte. El estado normativo de los seres vivos es la muerte. Los seres humanos estamos vivos sólo porque constantemente nos hacemos estar vivos. El cuerpo está muriendo por falta de oxígeno, pero nosotros le proporcionamos constantemente oxígeno para que siga funcionando. El cuerpo se está desintegrando, pero nosotros reemplazamos las células muertas cada vez que comemos. El cuerpo es atraido hacia la tierra por la fuerza de gravedad, pero nosotros lo forzamos a pararse y a sentarse derecho. Constantemente estamos suministrando vida a una unión inanimada de átomos que llamamos “cuerpo”.

“Elige la vida, para que puedas vivir” (Deuteronomio 30:19). Al igual que la vida física es una elección, la vida espiritual también lo es. Si la dejamos de lado, tenderemos a deteriorarnos: depresión, egoísmo, insensatez y flojera. Si no eliges activamente estar vivo, despierto y comprometido con la vida, entonces caminarás como un zombi por este mundo.

Y el último enemigo que será abolido es la muerte. (1 Corintios 15:26)

 El amor es la fuerza mas potente e intensa del universo y puede libranos del enemigo mas fuerte que tiene el hombre el miedo a la muerte.

Anuncios


Categorías:estudios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: