La oscuridad y el abismo y la Luz del Mesias

Y la tierra estaba sin orden (Tohu) y vacía (bohu) y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. (Génesis 1:2-3)

Tratando de entender las entrelineas de estos versículos,la palabra “jóshej” – que generalmente la traducimos como oscuridad. Cuando la palabra “jóshej” aparece en Génesis 1:2, significa “un fuego negro” una energía negra, una clase de energía que es tan poderosa que no se puede ver. Dos versículos después, en Génesis 1:4, la misma palabra “jóshej”- significa “oscuridad”, la ausencia de luz.

En cosmología física, la energía oscura es una forma de materia o energía que estaría presente en todo el espacio, produciendo una presión que tiende a acelerar la expansión del Universo, resultando en una fuerza gravitacional repulsiva. Considerar la existencia de la energía oscura es la manera más frecuente de explicar las observaciones recientes de que el Universo parece estar en expansión acelerada.

Tohu se refiere al estado inicial de ausencia de forma absoluta. Bohu es un estado intermedio donde las cuatro propiedades fundamentales se han establecido . Estos son el fuego, el aire, el agua y la tierra. Estos cuatro no se deben entender como materiales, pero como propiedades potenciales de los materiales que llegan a ser. A partir de ellos y por medio de combinaciones de ellos se extenderá a todos los estados de la materia. La materia misma, sin embargo, aún no estaba terminada con forma ni orden.

Estamos viendo que la creación o lo natural es una sombra del Mesías aunque permanece escondido .El Apostol Pablo en un pasaje del libro de Colosenses nos habla sobre un misterio escondido :

“….anunciando el misterio que se ha tenido oculto por siglos y generaciones,” (Colosenses 1:26).

Sabemos que se refiere al Mesías. Debemos entender que para la nación de Israel, sobretodo en el primer siglo, la esperanza de la llegada del Mesías era algo inminente. ¿Pero cómo ellos podrían reconcer al Mesías? Pues el misterio del Mesías está estrechamente vinculado con las profecías a la s escrituras.

El Espiritu de Dios anidaba sobre la faz de las aguas.

En el principio, el Espíritu se cernía sobre las aguas (Génesis 1:2). La palabra aquí para vuelo estacionario (rachaph) de un pájaro eclipsando su nido.

La luz primordial.

Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. (Génesis 1:3 y 4)

Dios dijo en el primer dia hágase la luz!… Cómo es posible que la luz que conocemos como la luz que genera nuestro astro mayor el sol o la que se reflecta mediante la luna, no sea la misma luz? Acaso es que existe la oscura posibilidad de que haya sido otra clase de Luz?

Lo que muchos escritores antiguos han dicho y que por lo tanto fué una luz especial que Dios permitió para ver el mundo que creaba.

Veamos qué dice el Libro 4 de Esdras 6:40:

“Entonces Tu ordenaste que un rayo de luz brotara desde tus tesoros para que tus trabajos pudieran entonces aparecer”.

Asi, pues, quizás fue una luz como ninguna otra que iluminaba toda la creación de una sola vez.

Qué nos dice Aristóbulo de Paneas, un sabio y escritor Judio que vivió en Egipto hacia el siglo 2 antes de la Era comun?:

“…el primer dia en el cual la luz nació por la cual todas las cosas pueden ser vistas juntas” .-Aristobulo, Fragmento 3 (citado en Eusebio Preparatio Evangeliza 13.12.9)

Nuestro más renombrado escritor antiguo, Josefo, nos manifiesta:

“Dios ordenó que debía haber la luz y cuando esto vino, El consideró todo asunto” .-Josefo, Antiguedades Judias 1:27

Uno de los famosos Libros de Qumram, el Libro de Enoch también nos cuenta sobre el particular:

(Después de convocar la luz, Dios dice:) “Y Yo estaba en medio de la luz. Y la luz fuera de la luz es llevada asi. Y la gran era vino y fue revelada toda la creación la cual Yo habia pensado crear. Y Yo vi que esto fue bueno” . Enoch (I) 25:3

De esta cita de entiende que ese “separar” o bien “discernir” de la Luz y la obscuridad, no es sino que Dios separó esa Luz para reservarda para los justos. Es decir, este verso hace referencia a la Luz Primordial de la Creación, que no es la misma luz que emana del Sol hacia la Tierra, ya que este astro fue creado hasta el cuarto día.

Los injustos no merecen utilizar la Luz Primordial y por ello la separó Dios para los justos en el olam habá/Mundo venidero, o en otras palabras, esa Luz que fue revelada desde el primer día de la Creación, no es otro, sino el Mesías.

para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. (Mateo 5:545)

“Jesús dijo: “Yo soy la Luz del mundo; todo el que me siga, nunca andará en oscuridad, sino que tendrá la luz que da vida.” (Juan 8:32).

Los rabinos ortodoxos de siglos pasados consideraban que el Mesías era el centro de toda la creación. Se discute al Mesías en el contexto de la luz en el relato del Génesis sobre la creación.5 Según los rabinos, esta luz especial fue creada antes que el sol, la luna y las estrellas. El Yalkút, una antología rabínica medieval, dice:

“Y Dios vio la luz, que era buena.‘ Esta es la luz del Mesías…para enseñarte que Elohim vio la generación del Mesías y Sus obras antes de que creara el universo, y él escondió al Mesías…debajo de su trono de gloria. Satán le preguntó a Elohim, el Amo del universo: ¿Para quién es esa luz debajo de tu trono de gloria?‘ Elohim le contestó: Es para… [el Mesías] quien te tirará de espaldas y te pondrá como burla y bochorno.”

Esa luz primordial al final de los tiempos cuando todo el proceso de redención este completado alumbrara de manera que no haga falta discernir entre la Luz y la oscuridad.

Y ya no habrá más noche, y no tendrán necesidad de luz de lámpara ni de luz del sol, porque el Señor Dios los iluminará, y reinarán por los siglos de los siglos. (Apocalipsis 22:5)

Por supuesto no vino a testificar de la luz del sol o de la luna, el vino y dio testimonio de la Luz que alumbra a todo hombre y es necesaria no solo para la materia, también para el espíritu porque la Luz del Mesías es vida y verdadera Luz para el hombre.

Anuncios


Categorías:Articulos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: