Video: Dios lo ha hecho de nuevo, os presento a mi nieto o nieta

Dios lo sigue haciendo por su palabra, desde Génesis Dios sigue con su creación y está constantemente trayendo a la existencia a cada instante, lo mismo que lo fue en el primer instante. La palabra de Dios está siendo pronunciada continuamente, y continuamente se está condensando en la materia, produciendo milagros  maravillosos en su creación desde la fundación del mundo.

Os presento a mi nieto/ta  que tuve la maravillosa ocasión de verlo por primera vez. Aquí esta dando saltitos de alegria:

Aquí chupándose el dedito tranquilamente:

David inspirado dirige nuestra atención al hecho de que Dios nos conoce aun antes de que naciéramos, al decir:

“Porque tú mismo produjiste mis riñones; me tuviste cubierto en resguardo en el vientre de mi madre. Te elogiaré porque de manera que inspira temor estoy maravillosamente hecho. Tus obras son maravillosas, como muy bien percibe mi alma”. (Salmo 139:13, 14.)

En este salmo se alude específicamente a los riñones, que muchas veces se mencionan en las Escrituras como representación de los aspectos más íntimos de la personalidad. (Salmo 7:9; Jeremías 17:10.)

Dios conoce estos detalles nuestros aun antes de que naciéramos. Él también es quien creó el cuerpo humano de tal manera que una célula fecundada en la matriz de la madre pueda producir una estructura protectora que envuelva el embrión y lo proteja mientras se desarrolla. Luego, recalcando el poder penetrante de la visión de Dios, David agrega:

“Mis huesos no estuvieron escondidos de ti cuando fui hecho en secreto, cuando fui tejido en las partes más bajas de la tierra [debe haberse referido poéticamente a la matriz de su madre, pero haciendo alusión al hecho de que Adán fue creado del polvo]. Tus ojos vieron hasta mi embrión, y en tu libro todas sus partes estaban escritas, respecto a los días en que fueron formadas [las partes corporales] y todavía no había una [parte corporal definida] entre ellas”. (Salmo 139:15, 16.)

El escritor del Salmo 139 reconoció que las obras de Dios de las que estaba escribiendo eran maravillosas. . Cuando algo es maravilloso, las personas reflexionan profundamente sobre ello y quedan extasiadas. Es muy probable que usted reaccione así cuando contempla las obras creativas de Dios
Cuando contemplamos sus  obras de , aumentan nuestro amor y gratitud a él y nuestra confianza en sus promesas para el futuro; esto, a su vez, nos motiva a conocerlo aún mejor y a servirle.

“Para mí ¡cuán preciosos son tus pensamientos! ¡Oh Dios, hasta cuánto llega la gran suma de ellos! Si yo tratara de contarlos, son más que aun los granos de arena. He despertado, y sin embargo todavía estoy contigo.” (Sal. 139:17, 18)

La diferencia más notable entre el hombre y los animales es nuestra capacidad para meditar en los pensamientos de Dios. Este don especial es un reflejo de que estamos hechos “a la imagen de Dios” (Génesis 1:27). Tenemos que meditar en las pruebas de la existencia de Dios y en las cualidades divinas que se manifiestan en la creación.

Anuncios


Categorías:Videos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: