“Cicatrices” por Noemí Hidalgo

Noemí Hidalgo es hija de los pastores de Betel en Algeciras, Manolo y Elena Hidalgo. Una operación en principio sencilla, pero por una negligencia médica, le dejo sin sensibilidad en la cara y un tanto desfigurada. Esto no ha creado odio ni rencor en ella y a pesar de su cicatriz es un ejemplo de valor y superación, un testimonio real de una mujer que a pesar de su juventud nos da ejemplo de madurez y nos deja cosas tan hermosas como esta poesía:

*****  Cicatrices por Noemí  ****

Hay gente que las tiene y gente que no, gente que las teme, gente que las esconde; hay gente que las sufre.

Cicatrices que son recuerdos, cicatrices que son historias.

Cicatrices que evocan que trajiste una vida, cicatrices que se traen de las batallas,

cicatrices de algún juego de niños, o de un pasado que nos aterra.

Yo no tengo muchas cicatrices, tengo una sola, que me recuerda todos los días lo afortunada que soy, y que cada mañana es un regalo.

Tengo una cicatriz que me hace estar agradecida y que me da fuerza para seguir esforzándome. 

Las cicatrices son la muestra de que una herida ha sanado, y con ella el daño; son para que nunca olvides que el dolor es temporal, y que todo es un aprendizaje.

Y por eso, adoro mi cicatriz.

Anuncios


Categorías:Sin categoría

Etiquetas:

1 respuesta

  1. A la verdad las sicatrises no son nada sino el amar a Cristo eso es todo..Soy de eldorado misiones Argentina yo amo a Cristo el me salvo me limpio de mis sicarises

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: