Estudio sobre Melquisedec 3ª Parte Final

profetas 1Como conclusión Melquisedec parece ser un hombre corriente que sirvió como sacerdote y rey ​​de Salem durante la duración de su vida. El sacerdocio de Jesús es comparado con su sacerdocio para mostrar que uno no tiene que venir de la tribu de Leví para ser sacerdote. De hecho, el sacerdocio Aarónico no era tan bueno como el sacerdocio Melquisedec. Estaba lleno de debilidad. El sacerdocio de Jesús tenía que ser como Melquisedec para que pudiera pasar por las debilidades del orden levítico y salvar a los que vienen a él. Jesús tiene tanto la oficina del rey y sacerdote (que el sacerdocio de Aarón no podía tener) como Melquisedec, y sirve para la vida. Debido a estas razones, Dios ordenó que Jesús tiene un sacerdocio a semejanza de Melquisedec, y no de Aaron.

Con  Melquisedec , debemos tener cuidado de no estar atrapados en los detalles que perdemos de vista las enseñanzas del autor y su propósito: que era demostrar que el sacerdocio de Jesús es superior al de Aarón en muchos aspectos, pero sobre todo en lo que respecta al hecho de que el sacerdocio de Jesús tiene poder salvífico, mientras que Aarón  no lo hizo. Pero al mismo tiempo las escrituras aparentan y detallan situaciones reales o normales  , cuando en realidad no lo son y dejan abierta la puerta ancha para el alegórico y el método místico de interpretación que  pretende ser revelado en el texto.

La Biblia es un poco vaga sobre esta persona, pero hay algunas declaraciones muy definitivas efectuadas con respecto a él. En primer lugar se le llama tanto un sacerdote y un rey, nadie más ha llamado la vez un rey y un sacerdote, sino a Jesucristo. Vemos en Apocalipsis 1:6, 5:10 y 20:06 que Dios nos ha hecho  reyes y sacerdotes, pero esto es una referencia en el futuro para cuando vamos a reinar con él en el Reino de Dios . Jesús mismo no era sacerdote y rey mientras vivió en esta tierra. Es a partir de él ha tomado su lugar a la diestra de Dios, que se ha convertido en nuestro sumo sacerdote.“El que justifica a los que moran en él?” . Nadie puede ser justificado por sus propios méritos somos justificados por los méritos del Mesías Rey y Sacerdote  y  Jesús reúne los requisitos de ser el Mesías y cumplir los dos oficios Rey y Sacerdote.

Los atributos especiales de Melquisedec

1.Rey de Salem
2. Sacerdote del Dios Altísimo
3. Rey de Justicia
4. Rey de la Paz
5. Sin padre, sin madre
6. Sin ascendencia
7. Sin principio de días
8. Sin final de la vida
9. Hecho semejante al Hijo del hombre
10. Permanece sacerdote para siempre
11. Mayor que Abraham
12. Él vive [tiempo presente continuo]
13. El sacerdocio levítico pagó diezmos a, en los lomos de Abraham
14. Después de que el poder de una vida sin fin
15. Permanece sacerdote para siempre

 

Melquisedec en los manuscristos de Qumram.

Entre los descubrimientos de Qumrán se ha encontrado un fragmento referido a este personaje, 11QMelch, copiado alrededor de la mitad del siglo I a.C. El texto documenta que el mito de Melquisedec ya estaba vivo mucho más antes de lo que podíamos pensar.
Comenta Sacchi al respecto:
« Aunque sólo sea basándonos en un notable indicio negativo, podríamos remontarnos hasta el siglo II a.C. a propósito de estas ideas en torno a Melquisedec: el libro de los Jubileos –un midrás del Génesis que muestra una tendencia general a extenderse en numerosos detalles— omite completamente el episodio de Melquisedec tal como se narra en Gn 14,17-20. Evidentemente, el autor prefería no mencionar la figura de este patriarca o incluso permitir que se pensara que jamás había existido… (p. 415) »

Es decir, de algún modo al autor de Jubileos no le gustan estos personajes sobrehumanos porque acercan demasiado al hombre al ámbito de la divinidad. Dios es absolutamente único y su figura debe ser preservado de toda posible comparación con lo material. Pero precisamente su estatus a medias entre el cielo y la tierra hace de Melquisedec un personaje muy interesante para nosotros, porque  como veremos claramente celeste. Hablando de él, nuestro texto emplea varias expresiones, como “la heredad de Melquisedec” (ii 5) o “el año de gracia de Melquisedec” (ii 9), que en le Biblia hebrea son aplicadas a Dios mismo, y otras, como “los hombres del lote de Melquisedec” (ii 8) que en los otros escritos qumránicos son aplicadas igualmente a Dios17. A la vista del estatuto excelso como figura celeste que nuestro texto confiere a Melquisedec, no es extraño que algunos hayan comprendido al protagonista de 11QMelch como representando una hipóstasis divina18, o incluso como una simple designación de la divinidad, uno más de los nombres divinos, “Rey de Justicia” Aunque estas especulaciones son interesantes y se apoyan en ciertos elementos presentes en el texto mismo, no parecen poder mantenerse ante la clara afirmación de ii 13: “Y Melquisedec ejecutará la venganza de los juicios de Di[os]”, que afirma una distinción neta entre Melquisedec y Dios; ellas quedan igualmente desautorizadas por el claro paralelismo que el texto establece entre la figura de Melquisedec y la de su oponente celeste Belial, así como por la oposición entre los ejércitos angélicos de ambos protagonistas, una oposición que se halla enraizada en la visión dualista del mundo tal y como es expresada en el ‘tratado de los dos espíritus’ de la Regla de la Comunidad (1QS iii–iv).

Si Melquisedec en 11QMelch no es ni Dios ni una hipóstasis divina, sí es ciertamente un personaje celeste y excelso. El texto le atribuye el dominio sobre los ejércitos celestes; él es el jefe de todos los ángeles (los Myl)) y de todos los hijos de Dios. Además, él es quien conduce la batalla contra Belial y y sus huestes y quien ejecuta la venganza divina contra ellos.

 La idea de un “mesías celeste” nos es familiar por el Nuevo Testamento, pero parece extraña en un contexto bíblico. En la Biblia hebrea la idea del “mesías” tiene una dimensión puramente humana y se halla indisolublemente unido a la unción con aceite, algo que difícilmente puede realizarse con los seres celestes (los ágeles, por ejemplo, no son nunca objeto de la unción). El carácter puramente humano del “ungido” esperado (o de los “ungidos” cuando se espera la venida de más de un “mesías”, como es el caso en Qumrán)34 es acentuado por el énfasis puesto en el origen davídico del “mesías-rey” y en la unión con el culto sacrificial del Templo de Jerusalén del “mesías-sacerdote”.

Fuentes Judias:

El nombre Melquisedec se lo expuso en Bereshit Rabá , sec. 43, fol. 42, matsdie ETH Yoshebaiv “, el que justifica a los que moran en él,” y esto es lo suficientemente verdadera de Cristo, pero falsa de Jerusalén , a la que los rabinos de aplicarlo, que afirman que fue llamado originalmente Tsedek , y que justifica sus habitantes.

Nadie puede ser justificado por sus propios méritos somos justificados por los méritos del Mesías Rey y Sacerdote  y  Jesús reúne los requisitos de ser el Mesías y cumplir los dos oficios, Rey y Sacerdote para siempre.

 

 

Anuncios


Categorías:estudios

Etiquetas:

1 respuesta

Trackbacks

  1. Estudio sobre Melquisedec 2º Parte | Las Crónicas del Mesías

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: